Sunday, 8 December 2013

Nada

Borré todo lo que había escrito.

Casi por gusto.

Me aburrí de escribir casi siempre lo mismo.

Saturday, 16 November 2013

Esto no lo iba a escribir.

Lamento caleta haber sido así contigo, con la gente que te rodeaba y la forma en cómo terminó todo.

Me odio un poco por eso.

No iba a escribir hoy, pero acá estoy, botando la mierda de todo lo que ha pasado hasta ahora. De rendirme ante una idea volátil, de aceptar que tengo que reemplazar todos mis recuerdos por otros y no darle significado a las cosas que me muestran tu nombre, tus espacios, tus aventuras, tus miedos y tus historias.

Creo que así, será más que difícil, por no decirlo imposible. Estoy afectado, lo reconozco. Me sineto débil y lo estoy. Te extraño y no puedo verte sin pensar en cómo separar mi actitud y mi afecto hacia ti de otra forma en la que me sienta tranquilo y tú también.

Es más que pasar casi 9 años huyendo de todo esto. Soy un cobarde y por primera vez siento que merezco cada uno de estos momentos.

Sé que tratarme mal arreglará absolutamente nada, pero al menos será mi recordatorio de lo poco que dejé ver todo este tiempo y de lo mucho que quería que supieras que siempre, desde que te conocí, fuiste tú y nadie más. Difícil de creer, pero fácil de lamentar.

Otro viernes escuchando Drexler y una Torobayo amortiguando el nudo en la garganta.


Monday, 4 November 2013

Espejo

Me veo sentado esperando quizás qué cosa.

Es tarde, lo tengo más que presente, pero el sueño no cae.

Tampoco quiero dormir. Desconfío de mi mente y mi cabeza en el lugar de mi descanso porque sé que me traicionarán al cerrar los ojos. Una traición que hasta hace poco era una nostalgia perdida en el abismo del tiempo. Abismo que no se ha cerrado y ha crecido por más que he intentado controlarlo.

He echado de todo dentro, libros, viajes, palabras, mujeres de otros mundos, cuadernos, fotografías... recuerdos. Caras. Risas y más recuerdos. Cartas completas, escritas a esa persona que dejé que entrara en mí como ninguna otra persona lo había hecho. ¿Habré sido débil? ¿Habré negado el bloqueo del sentimiento y dejar que llenara mi cuerpo?

Se sigue haciendo tarde y lo único que encuentro vital hacer, es plasmar mis acciones y volátiles palabras para relajar mi inconsciente. Irme con una sensación agradable y sonreírme al espejo que genera la pantalla en sus lados oscuros mientras escribo.

Me encantaría poder conocerte mejor. Me encantaría que pudieses confiar en mí. Quizás debí ser más claro en otro momento.

Y siendo sincero, de lo único que me arrepiento es de haberme alejado tantas veces y haber aprovechado ese tiempo contigo, independiente del resultado, me detesto un poco por eso la verdad.

Solamente espero, como lo dije por ahí alguna vez, que en un futuro próximo o en algún pasado permanente, estés agradecida de lo que has pasado, de lo que tienes y de lo que has ganado siendo tú misma, así tal cual como te conozco, o creo conocerte y que te sientas mejor contigo misma, porque al menos para mí, haya pasado lo que haya pasado, eres demasiado importante y lo sabes.

Me rasco la cabeza nervioso de lo que pueda ocurrir a futuro.

Me humedezco los labios tratando de sacarme el nudo.

Miro mis dedos tecleando y lo único que logro hilar son reflejos de palabras mil veces escritas en mi cabeza y que después de muchos años, aún no están listas para salir como deben, pero sí para llenar un pequeño espacio para liberarse.

pd: Me acompaña Drexler.

Deja que el tiempo cure.

Monday, 21 October 2013

Hide and seek.



Hide and Seek de Imogen Heap, en cuerdas.
Escalofríos y lágrimas.

Sunday, 13 October 2013

Recordatorio de hoy o "Manifiesto a las cosas importantes"


Nunca, jamás, ni en un futuro próximo, o en un pasado permanente, debes dejar de lado algo por lo cual has luchado constantemente, sea cual sea el objetivo, ve por él, espéralo si demora, véncelo si se vuelve contra ti o ámalo si éste trae felicidad a tu vida, cuídalo si valió la pena, úsalo si debe ser enseñado a los demás, aliméntalo si sabes que crecerá para mejor, fortalécelo si encuentras que es débil en cierto aspecto.


Recuérdalo, resérvalo, guárdalo, viaja con eso. Mantenlo en tu mente, presente siempre aunque te quite el sueño, aunque te traiga pesadillas, aunque te haga sentir menos, aunque te aleje de ciertas cosas. Es tuyo y de nadie más en primer instancia.

Píntalo de la manera que quieras, circular, linear… desde afuera hacia adentro o vice versa. Desde las esquinas al centro o del centro a las orillas. Musicalízalo, hazlo vivir en ti tanto como tú mismo. Verás que te potencia el andar y te hace avanzar sin tener más energías.

Escríbelo en la muralla más visible de tu corazón y encontrarás gente que te ayude a realizarlo. Encontrarás también lluvias que tratarán de correr la tinta de lo esscrito, pero aunque sea ilegible, las manchas serán el recordatorio de lo presente que está.

Por más que lo parezca, esto no trata de amor. Trata de lo que realmente uno quiere hacer y de lo que realmente nos importa. Esas cosas personales que lo hacen a uno único entre billones de personas.

Sé tú mismo donde quiera que estés, alégrate cada día por lo que vez al abrir los ojos y agradece antes de dormir todo lo que el día te trajo como vivencia, experiencia y enseñanza. Pero nunca, jamás, ni en un futuro próximo, o en un pasado permanente, debes dejar de lado ese algo por el cual has luchado constantemente.

Para uds.

Gon.

Sunday, 8 September 2013

Post Title

Sí, no se me ocurrió nada interesante qué poner de título para esta entrada.

hace rato que no me aparecía por acá y menos contarle todo lo que ha pasado durante estos meses (contando el maldito Agosto que volvió a hacer de las suyas en mi vida [tanto amorosa, como trabajólica, psicológica o física])

Para resumirles un poco, no funcionó nada de nada. Sigo pensando que debe ser un mal momento y que realmente la suerte la debo tener en otro lado.

Siguiendo eso, creo que exactamente eso pasa "mala suerte en el amor, buena suerte en el juego". Volví a League of Legends, tarde, pero volví. Al mismo tiempo he vuelto a WoW. Creo que son mis dos juegos (no favoritos) pero que me han acompañado harto últimamente. Debe ser por la relación que comparto con mis amigos directos y bueno, pasar el rato con ellos fuera de lo personal, está en esos mundos virtuales.

Este finde salí, llovió, hizo calor, la Luna se puso sobre Venus y armé el telescopio un rato para poder verla (sí, me compré un telescopio), cosas triviales dentro de mi vida y que no vienen al caso realmente.

En este punto, solamente les digo que estoy escribiendo por escribir, por contarles algo, porque no me siento inspirado, pero sentía que debía revivir esto y quizás enganchar con cosas más sanas que pasar todo el día sentado programando, jugando o viendo tumblr/leyendo/viendo series.

Mi hermana ya me lo dijo. ¿Y saben? siempre le achunta a lo que dice. Así que creo que comenzaré a hacer algo de deporte quizás.

El trabajo va "bien". Digo " " porque la verdad tengo mucho trabajo. Demasiado. Me he sentido un poco frustrado por ciertas cosas que no he logrado resolver en su momento pero cuando se trabaja con cosas nuevas está siempre ese riesgo de quedar varado en la orilla de la incertidumbre. He dedicado mucho tiempo a estudiar lo que necesito saber y aún así me ha costado, pero sigo adelante.

Quiero terminar de escribir H. era una meta que tenía a comienzos de año y esperar que eso sea así para poder sentirme bien conmigo mismo y de una vez por todas arreglarla y editarla para leerla como quiero que se lea. He dejado de lado muchas cosas últimamente que quiero retomar.

Me gustaría conocer a alguien totalmente desconocido que me escuche por unos minutos y me diga, sin ciencia cierta qué opciones tomar en adelante. Últimamente he dependido demasiado de mis amigos y quisiera tener una 2da visión fuera de los que me conocen, solo para tenerla en cuenta.

Nota para mí: Escribe el sueño con Darío y Ruffo. Es una buena historia que hay que contar.

Nota para uds: Gracias por leer. Saludos.

Tuesday, 18 June 2013

Balas

Algo extraño sucede en un personaje hace unos cuantos meses, por no decir hace ya 1 año.
Le presentaron a alguien en el periodo en el que todavía no sentaba cabeza ante la posibilidad de dejar de buscar y dejarse encontrar. El problema fue no reconocerlo en el momento y salir a la luz con este tema un poco tarde, he ahí la diferencia entre meses y año.

"Es difícil hacerse un espacio después de tanto tiempo de fracasos en este contexto y dejar caer una parte de tu tiempo y dedicarlo a conocer a esa persona, darse cuenta de cómo se están dando las cosas, pasar de unos pocos segundos a minutos y de minutos a horas y de horas a días compartiendo cosas en común, risas, tallas, alegrías, tristezas, fotografías, bares, cigarros y un sin fin de cosas más entre las cuales se encuentra el jugar". Se dice a sí mismo.

Se acuerda de un par de comentarios de cómo se desenvuelve en ese espacio cíclico de los videojuegos y de lo mucho que le gusta jugar (además de leer y fumar) y darse cuenta que las coincidencias pasan a ser hechos y nota que al poco tiempo quiere concretar más cosas y crear una historia, incluír a esta persona en ella y ver cómo se desarrolla.

Se desarrolla bien, pero tiene un freno. Un freno antagónico que es respetado por él y por como va hasta ahora la cantidad de páginas y argumentos entregados por los personajes que componen esta novela. Amigos, conocidos, familiares... etc. Y bueno, obviamente ella, la personaje principal.

Dio un paso adelante. Cosa que le costó y debe reconocer que lo dio porque se vio vulnerable ante la posibilidad de otro personaje en esta historia. Es un ente responsable, alegre, confiable, tiene todo lo necesario para entrar en la historia, pero nuestra protegonista no está dispuesta a entregar papel para escribir de ello aún. Él tampoco quiere escribir de ello, no aún, pero le pican los dedos.

Días pasan, nada ha cambiado mucho, sólo el cómo se dieron las cosas en un comienzo. Y vuelve a decirse a sí mismo porqué no lo hizo antes. Ahora se encuentra entre un papel secundario y uno principal, y de él depende en qué lugar queda.

"De todas las personas que me rodean y me interesan, tú eres la que más me interesa e importa". Cree haber dicho eso antes de asegurar que su mente no lo traicionaba y que de verdad, las piernas y la vista no contenían el nerviosismo y la capacidad de producir más palabras. Dejaron un poco el tema de lado y conversaron de sus historias previas. Antes de conocerse. Antes de reír. Antes de compartir cigarros. Antes de mirarse y darse cuenta que ambos existían.

Llegó a casa temprano, para ser día sábado. Volvió tranquilo, un tanto alegre por como siguieron andando las cosas, la disposición, el cariño y el respeto. Miró su revólver interior y notó que comenzaba a cargarse. La imagen parece violenta, pero la verdad es que el arma representa la cantidad de balas que recibiría sólo por volver a verla y realizar todo lo que habían hecho y más.

Y el cargador, estaba completamente lleno.

Saturday, 1 June 2013

Al sonido de tablas.

Descansa sobre las frazadas cálidas, recuerda un poco su niñez en otro lugar, lejano quizás, pero cercano a la vez en su mente y su corazón.

No está solo y lo agradece. Ayuda en lo que puede mientras se ayuda a sí mismo. La música lo llama y conversa con los demás acerca de lo que oye y siente. Una sensación bastante agradable previo a seguir su rumbo. Desea llegar más lejos y sabe que lo hará, pero ya no está ansioso.

Descansa, escribe y se relaja. No necesita nada más. Al día siguiente se despide, da las gracias y se va.


Polillas y Pájaros

En la plaza de Chillán viven unas polillas blancas que se acercan a la gente sentada en las bancas. Nada más pareciera que quieren compartir algún secreto con uno, pero también viven ahí vecinos pájaros que te las arrebatan en el vuelo de un picotazo.

Vuelan bajo y con su vista rapaz es imposible para las polillas librarse de ellos.

Creo que viven resignadas a la vida de la naturaleza, pensando ciegamente que las próximas generaciones podrán salvarse.

Mientras más lo pienso, más parecen humanos con alas. Y me doy cuenta que si las tuviésemos, sería imposible volvar tranquilos.

Thursday, 7 February 2013

Creciendo con videojuegos


Creciendo con videojuegos.

Hace un tiempo me pidieron que escribiera sobre un tema que me gustara y no encontré mejor cosa que hablar de mi vida y los videojuegos que me han acompañado a lo largo de mi cuarto de siglo. No tengo aún la confianza en mí mismo para hacer críticas de los títulos que van saliendo o hacer reviews como lo hacen otras personas que conozco, menos parecerme a algunos personajes de la internet que exageran su relación con estos juegos y terminan payaseando más que haciendo algo productivo o incluso disfrutarlo. Pero bueno, no me vine tampoco a quejar de lo que hagan otros, vine a contarles una parte de mi historia y de cómo fue que me transformé (o realmente del cómo nací gamer).

Hay días en los que me levanto (son la gran mayoría) y lo primero que hago es encender la PC, conectarme a Skype/TS con amigos y jugarme unas cuantas partidas de League of Legends (LoL) o matar unos pixeles en el Borderlands 2 (juegazo a todo esto). Conversando con los chicos de mi clan, muchas veces llegamos a temas que evocan nuestro pasado y cómo fue que nos volvimos gamers, qué juegos nos han influenciado más, el juego del año y cosas por el estilo.

Algunos solamente se metieron en el camino, otros por su parte cuando pequeños visitaban a familiares y vecinos con consolas o computador y se adentraban en el mundo. Yo, creo que tuve suerte. Mi padre tenía desde hace años una Atari (que aún tengo guardada, modelo 800 XI con casetera) y recuerdo muy bien mis primeros años, en televisión blanco y negro, esperando que el casete no colapsara antes de poder jugar “una mediahorita” cuando me daban permiso.

Pac-Man, Pong, Space Invaders fueron títulos que me acompañaron de lleno en mi infancia antes de que llegara el primer computador a la casa (1994-1995). Entre esos años recuerdo pasearme, también con mi padre, por la feria de las pulgas de Valparaíso en la Av Argentina y comprar juegos a luca. Prehistoric 2, Aladín, Prince of Persia, Wolf3D, Supaplex, Abuse y el Rey León (que jamás pude dármelo vuelta hasta años después) se transformaron, por así decirlo, en la segunda tanda de videojuegos que llenaron un poco esos ratos de entretención cuando no estaba cambiando láminas o botando tazos.

Pasó bastante antes de lograr tener mi primer consola. Una Nintendo de cartucho grande. Nos duró como 6 años, si es que no más. Con mi hermana terminamos botándola después que se nos cayó (si no mal recuerdo) en un cambio de casa. Mario Bross, Indiana Jones, Street Fighter y Mortal Kombat eran los que más me gustaban. Al poco tiempo me enamoré de Legend of Zelda y Metroid, y por el otro lado el Final Fantasy y el Chrono Trigger.

Durante ese mismo tiempo ya tenía edad suficiente para comprender lo que era tener dinero a tu favor y varias veces a la semana me iba después de clases a jugar a los videos Samoa que estaban al lado del ahora Cine Hoyts. Ahí con una ficha y un amigo el Metal Slug era pan comido, Aerofighters y unos pocos combates de King of Fighters también rellenaban las tardes cuando el arcade del Metal estaba ocupado. Por otra parte, comencé a comprar revistas de videojuegos que llegaban desde España con un atraso de unos meses. Micromanía, PC Gamer y la obviamente Nintendo se acumulaban en mi velador y otras las cambiaba por juegos, ahora que lo veo, me puse bien turco para obtener más de lo que quería.

Cuando entré a la enseñanza media mi repertorio se amplió a los juegos de estrategia, rol y los FPS (First Person Shooter). Ya me había jugado todos los C&C y los Fallout hasta la fecha (Ex Westwood Studios), Myth 1 y 2, Rising Lands, KKND, Z, StarCraft 1, Warcraft 1, 2 y 3, Diablo 1 y 2, Duke Nukem 3D, Doom, Hexen, Heretic, MoHAA, Delta Force, Quake, Unreal... Y apareció el DotA y el WoW en mi vida. No creo que existan juegos que se les comparen hoy en día. Por más que se parezcan o tranten de meterle mecánica de jugabilidad o mejor gráfica. Es imposible y en eso creo que muchos también lo dicen. Deben ser los juegos a los que más me dediqué en su momento de gloria (que para mi fueron entre los años 2005-2009). El DotA lo dejé cuando me di cuenta que el WoW me llamaba mucho más la atención, juegué en Blizzard bastante tiempo y creo que más que el juego en sí, el Rol y el Lore de lo que respecta a Warcraft es lo que me llenó. Lo dejé por un tiempo para encontrarme con el juego que ahora practico de forma e-deportiva y competitiva (LoL), pero siempre está latente cuando a veces me aburro de otros juegos.

Frustraciones, rabias, alegrías, risas, estupideces e inclusive llantos por finales que te dejan perplejo, de todo he vivido jugando y compartiendo con amigos.

Finalmente he llegado a los años 2012, 2013 y 2014 con una buena colección y eventos en los cuales me he desenvuelto (como la WCG y trabajar una temporada de caster/comentarista de partidos de Starcraft 2 en Ciberdeportes). 

Entre esos últimos juegos podría nombrar Assassin's Creed, Dead Island, Dishonored, Fallout New Vegas, Alice Madness Returns, Hearthstone, Wasteland 2, Borderlands 2 y Diablo 3. He decidido dejar el WoW oficial con la llegada de Mist of Pandaria y dedicarme a verlo desde lejos más que de jugarlo.

Finalmente, me doy cuenta que a lo largo del tiempo siempre he tenido compañía de videojuegos. Y es por eso que digo tener suerte, ya que gracias a mi relación en torno a ellos se ha moldeado bastante la personalidad que poseo y me ha hecho conocer a grandes amigos y personas que a pesar de la distancia virtual que se comparte, llegan a ser tan importantes para uno como los amigos que ves en persona cuando sales a un carrete o a una junta. Me siento orgulloso de ser gamer y de disfrutarlo al máximo cada vez que puedo y si la edad no me afecta en un buen tiempo más, creo que lo seguiré siendo.

Gon, aka Grandpasoul.