Saturday, 28 July 2012

H. el viejo.

Disfrutaba de un buen café mientras pensaba en algo para escribir. La verdad es que nada se acercaba ni tocaba su mente a esa hora tan lejana de la madrugada. Nada excepto sus ganas de encontrarse a sí mismo en inspiración. Miraba constantemente al techo y a la ventana buscando quizás estrellas falsas que lo acompañaran. Un sorbo más y se delató, encontró la verdad en su cabeza: se había enamorado de algo que jamás podría tener. Algo que estaría presente siempre pero nunca tangible. Algo que lo estaría persiguiendo por el resto de su vida y al mismo tiempo, de ningún modo, lo alcanzaría.

Se rió de sí mismo, sonrió un poco sarcástico y se paró de su mesilla. Caminó a la puerta en dirección a su habitación. Suspiró al saber que la inspiración tenía nombre y edad, pero no un cuerpo físico para tocar. Se sintió alienado al sentarse al borde de su cama. Respiró un par de veces y tomó el teléfono. No eran horas de llamar, pero alguien merecía saber la verdad.

Una contestadora atendió al otro lado del auricular. Dejó su mensaje y se echó a dormir.

Pasó bastante tiempo antes que se dieran cuenta que ya no estaba vivo. Años. Lo encontraron ahí deshecho, en sus ropas maltrechas y podridas.

Olvidó despertarse dicen... Olvidó como aferrarse a la realidad, dicen también.

La grabación la encontraron mucho después. La investigación respondió que no había ninguna relación entre él y el número donde quedaron grabadas sus últimas palabras. Pero si de algo servía las presentarían en fiscalía para optar a una investigación más minuciosa, lo cual hicieron.

Es raro hablar de esto hoy. Más de 40 años han pasado y la investigación jamás tuvo un final. O al menos eso creo. Me retiré de ella hace ya bastante tiempo. Disfruto de mi vida en mi casa, con mi esposa. Mis hijos que muchas veces me vieron quedarme noches completas leyendo y analizando papeles, viven afuera y me visitan un par de veces al año.

Es extraño vivir de esta forma sin encontrar solución a algo que te inspira tanto. Escribir estas palabras, por ejemplo.

Ah, olvidaba algo, sus palabras fueron "Lo sé ahora, voy hacia ti, espérame y te encontraré, Min".

Se trastornó con un personaje de sus historias. La imaginaba varias veces, conversaba con ella, y muchos de esos diálogos están repartidos ahora por el país. Muchos coleccionistas quisieron mantener guardados esos textos, tanto en originales como en sus versiones editadas.

Quizás esta declaración sea el fin del caso, dicen que no había sospecha de nadie, nunca hubo químicos ni ningún tipo de enfermedad fulminante. Sólo se durmió y ya. Quizás también esta sea la única forma de como unir la realidad y la ficción. Soñando.

Min, jamás existió. Des la buscó por todos lados y el único lugar donde la encontró fue en sus sueños. El número que marcó, pertenecía a una casa abandonada. La grabación quedó en manos de la policía. Ni yo sé si realmente ese fue el mensaje real, pero en cierta forma, sé que él era. Reconocería su voz en cualquier parte.

Bueno, los dejo con esto, sé que no es la mejor noticia que les he dado. Pero bastante gente me ha preguntado qué fue lo que sucedió con Des.

Lo del bolso y lo que ocurrió con Q. y D. en el hotel, tampoco tienen mucho que ver con esto. Ya estoy viejo y no me quedan muchas historias que contar.

Wednesday, 25 July 2012

You wish.



Comfort driving, over burdened 
She’s still striving to hold together
(Old heaven under) pressures 
Come pull to the womb 
Foot to the floor 
In all of my memories you were always running away 

so cold and proud 
so unashamed 
you were always running away 
Just inches from drip freezing 
Don’t you worry 
I don’t have it in me 
To ever leave you 

Save this, and swallow it down whole 
Stop this headache, mumble in a chalk line 
You're always saying "Save me, I'm a danger to myself" 
And who's driving? 
And all through this you deserve better 
Drinking, becoming someone else 
Someone who's soul will come to naught and vanish 
Though I'm trying, 
I can't save you, you're a danger to yourself 

Like you care 
You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
We’ve got no mind to alter 


Get up 
Just get up 
I’ll make it work 

Like you care 
You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
(I’ve got) no mind to alter 

We’ll search the sky for answers 

Sunday, 22 July 2012

Vencer.



A veces mi carisma se supera a sí mismo. Otras, solamente sonrío.
gonharry.-

Pd: he estado mejor. gracias.

Monday, 2 July 2012

Creer.

Había dejado de creer en esto hace mucho. Perdí la confianza. El querer a alguien por ser lo que es y no por creer serlo. El coraje. El amor. El cariño... la verdad, creo que lo perdí todo sin exagerar.

Han pasado años, y a mí parecer muchos para llegar a esto. Esto que comienza a nacer dentro de mí de nuevo como una posibilidad, cercana o no, pero posibilidad. De volver a complementarme con alguien a mi lado. De volver a sentir que vale la pena esforzarse en poner la confianza en alguien sin esperar que sea destruida nuevamente. Pero algo frena toda instancia a esa posibilidad.

El rechazo, la negación, el temor, la confianza en sí mismo. El pasado que atormenta no tan sólo a mí persona, sino también de quien creo estar enamorado... todo se ha transformado en una lucha constante por no volver a caer en neutralidades y dejarme llevar más por mi mente que mi corazón, en sentidos figurados, claro está.

Volver a creer en algo es difícil cuando se vuelve en contra tuya con todas esas armas de fuego en parámetros sentimentales.

Algo que evade parte de eso es encontrar un trabajo. Llevo dos semanas en Elun, una pequeña  joven empresa de desarrollo web y aplicaciones móviles que me ha tomado de prueba por un par de meses y ver si quedo contratado.

El tema es volver a casa y tomar las cosas como la rutina lo ha evocado después de unos cuantos meses que parecen una eternidad. Necesito hacer un cambio, por más que no quiera, necesito escaparme un rato a pesar de que mi cabeza esté predispuesta a recordarte siempre como te conocí y te conozco.

Siguen avanzando los días, siguen avanzando las horas, siguen avanzando las canciones, las historias, las calles, el mundo... todo sigue avanzando y yo acá, estancado por el amor no correspondido.

No puedo creer tampoco como es que me ha durado tanto después de tantos "no". No me quiero enfermar, no quiero caer en una pesadilla angustiosa llena de lamentos, llena de arrepentimientos, llena de vacíos de no haberme dado cuenta antes y reconocer quizás que esté destinado a cerrar los ojos por más tiempo y seguir siendo paciente, y por más que cueste, dejar de lado todo, incluso lo bonito de al menos compartir conversaciones contigo de forma virtual.

Es terrible pensarlo, saber que ya ocurrió algo parecido una vez y tener que repetirlo para poder sacarme esta angustia de adentro, es algo que me estremece. Me lamento tanto por todo y me siento tan mierda dando pena escribiendo esto. Pero de alguna forma hay que sacarlo afuera.

Mañana a trabajar. Estoy dando lo mejor, o eso creo. Esta semana me esforzaré más. Como siempre lo he hecho en todo ámbito.