Sunday, 4 November 2012

3 Libras

En 3 días parto.
Estaré 3 días en Santiago con amigos y gente que debo y quiero ver.
Está todo preparado. El Domingo 11 parto en tren a San Fernando y desde ahí ya considero comenzada la travesía.

No sé cuándo vuelva a escribir en este medio, pero intentaré hacerlo. Me llevo un par de cuadernos para registrar todo y para escribir unas cuantas historias más.

Feliz 5 de noviembre a todos.

    Remember, remember!
    The fifth of November,
    The Gunpowder treason and plot;
    I know of no reason
    Why the Gunpowder treason
    Should ever be forgot!
    Guy Fawkes and his companions
    Did the scheme contrive,
    To blow the King and Parliament
    All up alive.
    Threescore barrels, laid below,
    To prove old England's overthrow.
    But, by God's providence, him they catch,
    With a dark lantern, lighting a match!
    A stick and a stake
    For King James's sake!
    If you won't give me one,
    I'll take two,
    The better for me,
    And the worse for you.
    A rope, a rope, to hang the Pope,
    A penn'orth of cheese to choke him,
    A pint of beer to wash it down,
    And a jolly good fire to burn him.
    Holloa, boys! holloa, boys! make the bells ring!
    Holloa, boys! holloa boys! God save the King!
    Hip, hip, hooor-r-r-ray!

Sunday, 14 October 2012

Venir saliendo

Vengo saliendo de un resfrío que me ha dejado guardado este fin de semana largo. Quiero cuidarme para estar bien en el viaje.
No tengo Fonasa, dejé de ser carga de mi viejo hace unos cuantos meses y si me enfermo en el viaje, la veo muy "pelua" como para gastar dinero en remedios o en consultas para mantenerme bien.
He trazado una ruta de viaje hace unos días y la he ido complementando a medida que se acaban los cigarros de mi cajetilla.
Mi hermana, mi padre y mi madre me han apoyado en esto y les agradezco mucho.

Estaré unos días en Santiago.
Luego partiré a Rancagua donde espero adentrarme más al campo que a la ciudad. Quizás Rengo sea lo más certero en el camino.
Constitución es otro punto que quiero visitar. Quiero ver si después de tanto tiempo, aún se puede hacer algo por la gente.
Desde ahí, la parada con más tiempo creo que sería Chillán, donde tengo familiares que pueden recibirme y la Jenny, a la cual visitaré por promesa a su buen hermano y amigo de la vida Miguel, quien está lejos de Chile por estos momentos.
De Chillán partiría a Los Ángeles donde espero también adentrarme más al bosque y conocer lo que ya para mí empieza a ser SUR.
Temuco, Villarrica, Valdivia, Osorno y Frutillar son paradas obligatorias.
Acá me detendré. Analizaré el tiempo, el dinero, mi estado, mis ganas, la gente, lo conocido y lo recorrido y tomaré el salto: Puerto Montt ( y Chiloé si así se da la situación).
No tengo considerado todavía si sacrificaré Aysén y Coihaique para adentrarme más al frío y la naturaleza. Pero el paso a Argentina está dentro del plan.
Torres del Paine, Punta Arenas, Tierra del Fuego y si todo sale como quiero y planeo, conversar con la Armada de Chile para hacer traslado a la Antártica para cumplir mi sueño. La vuelta sería más corta. Quizás en Punta Arenas tomar un pasaje en avión a Valdivia y retornar por tierra a Santiago-Valparaíso.

Es el primer viaje largo de mi vida. Es el primer viaje solo de mi vida.

Sé que me hallaré acompañado por gente en todos lados y que los amigos que tengo en cada estación no me dejarán tirado. Lo hago por mí y solamente para apaciguar la necesidad de conocerme a mí mismo en una independencia jamás vivida.

Me voy abierto a cualquier chance y posibilidad de cualquier índole. Si me pilla el amor, si me pilla el trabajo, si me pilla la naturaleza, lo que sea, lo recibiré de brazos abiertos y tomaré la experiencia de ello para mi futuro y lo que eso traiga consigo. Estoy pensando en 2 meses, si esto se acorta o se alarga, sólo dependerá de mis decisiones y de cómo me encuentre.

Esta es mi última semana de trabajo. Las otras 3 que tengo consideradas permanecer en Valparaíso son para pasar más tiempo con mi familia, mis amigos y los preparativos que necesito hacer previo al viaje.
Ah, y obviamente reportarme por esta vía antes de iniciarlo.

Sunday, 23 September 2012

Decisión.

Hoy, he tomado una decisión por mí. Una decisión clara para mí, para mi yo interior y para mi felicidad.
He decidido dejar Valparaíso hasta nuevo aviso. He decidido dejar mi hogar, mi familia y mi gente, mis cercanos, mi ciudad y mis calles para irme al sur, donde creo encontraré la experiencia que me falta para seguir adelante en esta historia.

Ha sido difícil semana, muchos acontecimientos y situaciones han poblado mi mente y me han hecho pensar en lo que realmente busco de mí, en lo que realmente quiero de mí y en lo que realmente quiero para mí y mi felicidad.

Quiero conocer y reconocer que estoy haciendo las cosas bien. Que no estoy haciendo cosas por depender de otros, ni hacer sonreír a los demás por quedar bien en algo. Quiero hacerlos sonreír porque sabrán que yo soy feliz y porque yo sonrío.

Dejaré mi trabajo, que tiene el mejor ambiente que he visto en mi vida, personas que se han portado un 7 conmigo, gente que me conoce de hace tiempo y una vista espectacular cada tarde. Lo dejaré porque necesito hacer esto. No quiero que se queden con la idea que estoy sintiendo un desapego laboral o que han hecho algo malo, porque no es así.

Dejaré a mi familia. Mi hermana, por la cual llevo su nombre en mi espalda como sello protector. Mi madre que aún cuida de mí y mi padre que todavía, aun yo trabajando, accede a pagarme cosas por sentirse responsable con quien escribe. Mis abuelas, que espero nada malo les pase en mi ausencia. Mis primos y tíos que siempre han estado ahí para darme apoyo en todo. Cuento con ellos para lo que estoy haciendo y eso me da más fuerza para concretarlo.

Dejaré la mitad de mi vida en esta casa. Mis revistas, mis juegos, algunos libros, la música, la comida y esta herramienta de comunicación con sus ojos: mi computadora.

Dejaré a los amigos y conocidos que me han acompañado durante largos y tantos recuerdos. Mis mejores amigos y hermanos, a mis pañuelos de hombro, a mis compadres de cigarros y uno que otro vaso. A mis amigos de juegos y entretenciones, que me conocen tanto como los que tengo a mi lado cada fin de semana.

Los dejaré por un tiempo que aún no tengo definido, por un tiempo que si se alarga demasiado, creeré que el sur solamente me ha abrazado lo suficiente para hacerme suyo, tanto como Valparaíso lo ha hecho estos 25 años.

Prometo seguir escribiendo. Prometo no olvidarme de nadie. Pero lo que no prometo es dejar esta oportunidad de lado.

Espero que este sea el cambio necesario, espero que el arriesgarme a hacer esto sea lo adecuado. Tengo la confianza y creo en que así será y me verán nuevamente caminando por esta ciudad, con la cara llena de alegría, de regocijo por haber vuelto y con las ganas que necesito darme para seguir adelante.

Aún no me despediré, porque el plan está previsto para comienzos de noviembre. Este es sólo un aviso para que se vayan preparando. Sé que también los echaré más que de menos. Sé que me harán mucha falta. Pero quiero sacrificar eso para poder entenderme y encontrar el camino que he buscado por tanto tiempo.

No creo en la suerte. Pero si desean dármela en este viaje que se viene, las aceptaré con gracia y aprecio.

Gon.-




Thursday, 20 September 2012

Fight with an alter ego.

No hay forma, método, situación o contexto, suceso o acontecimiento, conversación o discusión, viaje o atajo, petición o encuentro... no existe fuerza suficiente ni carga en la balanza para llegar a ti. 

FIN.

Sunday, 16 September 2012

Thursday, 13 September 2012

Hoy defiendo mi tesis.


So… eso.
Probablemente, cuando vuelva a escribir algo acá, sea un titulado más de este país llamado Chile y, bueno, tengo una resolución. Cosa que muy pocas veces hago cuando termino algo. Pero eso.
Primero, es bacán darse cuenta de lo importante de ser un estudiante cuando entras a la universidad. Mi historia es algo cuática, ya que estudié Castellano 3 años en la PUCV y me salí porque encontré que mi vocación no estaba inserta en esa área, al fin y al cabo, me quedé con las letras y las enseñanzas de todas formas. Di la PSU de nuevo. Entré a Técnico Universitario en Informática en la UTFSM y ahí estudié otros 3 años más. Por temas de paros y tomas, egresé en Abril de este año y en unas horas más probablemente me titule, lo cual me deja conforme con lo que he hecho en mi vida estudiantil, pero no satisfecho.
He soñado con volver a estudiar otras cosas, como lo que me mueve más que cualquier tópico: la Astronomía. También me gustaría volver a terminar Castellano. Pero son cosas que se van a ir dando a lo largo de mi vida y para eso necesito trabajar. 
Y en base a eso, quiero agradecer a la gente que me ha acompañado durante estos años. A mis compañeros, a mi familia que puso gran parte de su dinero durante un par de años, para luego pedir crédito (y encalillarme antes de salir de la U) y salir adelante como lo estoy haciendo hoy. También darle gracias a los profesores, aunque suene chupa medias y weás. Gran parte de ellos son los que confiaron su tiempo y su conocimiento sin desmerecer a quién lo compartían, y en esto englobo a tanto profes de la Cato como de la Santa María, con los cuales he compartido una fase importante para mí en mi vida.
Dar gracias a los amigos. Los más fieles y que te apañan en todo. Nombrarlos sería un descaro porque siempre falta alguno, pero cada uno sabe quién es. Incluido en este grupo está mi clan, Ashes of Champions (WoW, D3, LoL, GW2, etc, etc) que también han sido re fieles y me han apañado caleta, tanto en mi vida personal, aunque no lo crean, como en mi mundo de pixeles y sangre virtual.
A las 2 mujeres que amo. Mi madre y mi hermana que me han sabido criticar y acompañar en todo momento. A mi padre que a pesar de tener nuestras diferencias jamás dejó de lado su responsabilidad ni su confianza conmigo.
También a una persona muy especial, que me ha escuchado, leído y acompañado a su manera durante sueños y noches de insomnio, pero siempre con la música al lado. Me ha hecho conocer un poco más de mí y también un poco más de lo que realmente quiero en esta vida. 
Y finalmente y no menos importante a la gente de Elun, mi trabajo actual. Se han portado un 7 conmigo, no me puedo quejar de nada. Gracias por darme la oportunidad de ocupar un puesto en esa oficina que a veces parece más happyland  con parque airsoft Nerf que Elun.

Sunday, 9 September 2012

El error.

Es necesario tener presente que en la vida, a pesar de que muchos lo saben, las cosas se pueden volver totalmente opuestas a cómo las esperamos.

Nuestros actos, nuestras decisiones, nuestros hechos, palabras y pensamientos se salen del camino y caen por la borda del barco que tanto nos ha costado lanzar al mar. Las olas se ponen cada vez más fuertes, la comida escasea, la tripulación te va dejando a medida que llegas a diferentes puertos y uno, como nunca, lo terminan dejando solo.

Varias veces nos arrepentimos tarde de situaciones o acciones. Varias veces quisieras transformar el barco en una máquina del tiempo y hacer cambios que no tienen remedio, pero aún te sentirías con el peso de la conciencia afectando la realidad de otros.

Los "que hubiese pasado sí" rellenan los sueños, los recuerdos, los pensamientos y se transforman en pequeñas pelusas adheridas a la ropa que utilizamos a diario. Ropa que a medida que la lavamos también se va desgastando.

Finalmente piensas en ti y ya no en los demás. Recibes lo que los factores ejecutados resuelven dentro de la ecuación y ese resultado no es siempre el mejor para todos. Te pesa, te llega, te apenas y ya no hay vuelta atrás. Despiertas con el sentimiento de arrepentimiento, la música se vuelve monótona, el sol te molesta y el frío parte la frente y los labios al pensar y hablar de esos temas.

Palabras claves te enojan, nombres se vuelven piedras de zapato, para luego negar una realidad y decir que todo da lo mismo tragándote la rabia, la pena, la mierda de todo tu pesar por la culpa de uno mismo, y de nadie más.

Dejamos de lado con el tiempo todo eso. Algunos cigarros, algunas salidas, algunos viajes, algunos escritos.
Conversaciones para zafarse de a poco y botar la basura de diferentes formas para irse limpiando. Pero por más que barramos, el polvo queda esquinado, las pelusas quedan pegadas, la memoria jamás se olvida del pesar.

Cometer errores nos hace tener más experiencia de vida. Pero muchas veces la experiencia no es suficiente para no caer dos veces con la misma piedra o con una que se le parezca.

Thursday, 6 September 2012

H. el viejo 2.

Q. enfrentó su miedo y lo reconoció en su momento. Fue difícil para todos estar presentes sabiendo todo. Pasó un año después de la guerra. Un año completo y unos cuantos días. La ciudad descansaba, los viejos estaban muertos, los nightstalkers rendidos y algunos erradicados. Todo marchaba bien, excepto por esto y por el caso jamás resuelto de las gemelas del hotel.

Es tu padre, Q, le dije. Su cara se desfiguró completamente y sus manos tiritaron. De un momento a otro comenzó a tomarse la pierna afectada después de unos 25 años. Hizo una mueca de dolor, odio, vergüenza, y rabia. Todo combinado con un especial sonido de arrepentimiento con la boca cerrada. B. lo miraba atento. P. se tapaba la boca. Yo estaba atónito y avergonzado también. Es raro quedar en el centro entre dos fuerzas que chocan después de permanecer totalmente opuestas, separadas y distantes por tanto tiempo. Se siente como ser arrollado por dos contenedores de puerto hechos de algún material magnético atraídos solamente por sus polaridades diferentes. Unos inmensos magnetones de una tonelada.

D. lo miraba con su cara seria. Ni si quiera estaba seguro de que fuera él, a pesar de que la energía del momento se lo refutaba. Dio un paso, a lo que Q reaccionó en sentido inverso, acercándosele también. Me salí de la línea de fuego para mostrar el brazo de D. extendiéndose a mi lado derecho. Recuerdo que D. dijo algo en voz baja, algo que me dio tranquilidad, lo recuerdo vagamente, pero sé que dentro de esas palabras, me había dado las gracias por cuidarlo.

Me retiré completamente cuando estuve seguro de que Q. no sacaría una pistola cargada y la vaciara en la cara de su progenitor, sabiendo todo lo que había hecho, todo lo que había generado, toda la pena acumulada y las infinitas veces que deseó decirme padre a mí en vez que a D.

La pequeña pero significativa junta culminó con un abrazo lleno de lágrimas. P. lloraba antes de ese evento, pero yo me las aguanté hasta ese punto. Ni el último cigarro que me acompañaba esa tarde me hizo salir del mar de pena y nostalgia que nos invadió.

Estábamos vivos. Los mismos de siempre. Los que desde pequeños crecimos juntos y vimos crecer a los nuestros, vimos crecer al pequeño que abrazaba a su padre, para muchos muerto, pero secretamente escondido en el país vecino. 25 años de casos, de lucha, de policías, de cambios, de edificios, de desencuentros, de extraños, de balas, de patrullas, cigarros, cafés... 25 años de búsqueda y finalización de  lo más hermoso y terrible de mi vida.

Difícil también era creer que D. estuviese ahí. Trabajando a la par con nosotros y con los viejos. La policía estaba en deuda. Yo estaba en deuda. Y el mejor pago que pude hacerle, fue entregarle a su hijo vivo, después de esos 25 años.

Celebramos en el café. Fui el primero en retirarme. Y al salir, recordé que no tenía donde llegar, más que a mi real casa. Volví con mi señora. Volví con mi hija. Pedí las disculpas necesarias y me aseguré de jamás volver a salir como lo hice. Mi misión estaba completa, mi insignia entregada, mi pistola descargada y la gabardina colgada. El sombrero olía a hollín de pistolas y mis manos vibraban por el repique de las armas y los volantes de vehículos conducidos siempre a máxima velocidad. Sonreí al verle la cara a mi esposa. Lloré al escuchar a mi hija recibiéndome. Entré tranquilo a mi hogar y antes de cerrar la puerta, me pareció ver a un pequeño pasar corriendo por la vereda. Los niños podrán volver a crecer sin peligro, me dije.

Nos distanciamos después de todo. Q. era el único que mantenía comunicación conmigo hasta hace unos años atrás. Creo que nos dimos cuenta que sólo el departamento y los casos nos volvían a reunir. Ni el aniversario número 100 de la estación nos motivó a vernos las caras otra vez.

Después de varios años también, una vez crecida mi hija, comencé a escribir estas historias de recuerdos y hechos que quise compartir. Comencé a trabajar en casa y vi crecer a dos hijos más. Pensé que a mi edad ya no me daría el cuero, sanamente hablando. Y me di cuenta a su vez que hacer el amor con la persona que siempre has amado es mejor cuando ha pasado el tiempo y te crees el cuento de viejo.

Olvidé casi también mi propio nombre. Horacio. Creo que jamás lo había dicho. Quentin, Dimitri, Bernardo y Paz, mis acompañantes, mis amigos. El pequeño de la estación se llamaba Mauricio. Kenny, el jefe y amigo a la larga. Mi esposa Victoria y mis 3 hijos, Gabirel, Gaspar y Martina. Y la ciudad, bueno ese es un nombre que solamente conoceré siempre como Puerto Nohelí. Mi hermana Sabrina y mi cuñado Tomás, después de la pérdida de mi sobrina en el hospital, siguieron adelante y adoptaron finalmente. A veces aún visito la tumba de la pequeña que no sobrevivió al venir al mundo y aún creo que pude haberla disfrutado.

Tengo un par o un poco más de historias para contar. Y creo que mientras pueda seguir fumando, trataré de hacerlas circular más seguido. Por ahora los dejo con esto, no es mucho y lo sé, pero sé que saber de mí, les va a gustar. Salud.

Sunday, 2 September 2012

El sueño de un viaje.

Me despierto apoyado en una ventana que me muestra el pasar de un bosque gigantesco sin márgenes ni límites a un costado de una carretera a la cual nombraré "mi norte", pero se entiende que geográficamente y acompañado de una rosa de los vientos, voy con dirección al sur. Al menos, eso parece.

Llevo un libro en mis piernas el cual parece contener una historia llena de mis pasajes y memorias, pero yo no soy el protagonista. Sin embargo, lo tomo y lo leo como si no conociera nada de su contenido, con leves interrupciones para disfrutar del paisaje que cada vez se va poniendo más verde y más húmedo. Más lejano de mi casa y más cercano a mí mismo.

Siento que he viajado mucho en un momento. No me duele nada, ni me incomoda la posición en la que voy, pero sí me complica moverme ya que a mi otro costado llevo a una persona durmiendo tranquilamente apoyada en mi hombro izquierdo. Es una mujer.

De contextura pequeña, labios pálidos y ojos descansados. Clara de piel y cabello semi largo. La conozco. Vive en mi mente tanto como otras personas. Pero ella ganó otro espacio además del que ganó en mis recuerdos.

Sin ánimos de despertarla sigo leyendo el libro que me tiene envuelto en un contexto de cariño y mucha nostalgia. Se siente como si se hubiese vuelto un diario de vida, o un periódico lleno de detalles que tengo presentes, pero de vez en cuando es bueno recordarlos con esas características para no olvidarme de mis experiencias, mis errores, mis logros y la gente con la que he compartido cada una de estas cosas.

Vuelvo a mirar hacia afuera y noto que estamos cerca de mi norte. Han pasado horas probablemente y mi corazón se acelera. Miro también nuevamente a mi compañera de viaje y noto que ya no duerme, a pesar de que sigue apoyada en mi brazo. Me mira con sus ojos grandes, me sonríe reconociendo también que estamos cerca y cierra los ojos para descansar el último tramo.

Se nota por la claridad que aún es de día. Probablemente una hora cercana a las 2 de la tarde. No tengo hambre ni sueño y creo haber estado despierto desde muy temprano.

Ya llegamos. El bus se detiene en un paradero de madera mojada en la mitad de la carretera que parecía ser una recta infinita al mirarla hacia ambos lados. Tomo mis cosas y la chica que me acompaña decide separarse de mí un momento para comprar cosas. Yo me adelanto por el sendero que dibuja el bosque que tengo al frente mío. Camino y el frío me abraza. Voy con ropas livianas, pero no me molesto en abrigarme.

Cada paso que doy es un alivio más, y mientras levanto la cabeza, la luz del sol se cala entre las ramas de los  árboles que componen el bosque. Miro hacia atrás y veo la silueta de ella. Viene sonriente. Me siento afortunado y agradecido de tenerla ahí conmigo. La espero y seguimos caminando juntos.

El final del sueño es de nuboso recuerdo. Sólo sé que estamos en una cabaña en el medio de la nada. Estamos cocinando y hay fuego en una salamandra. Sobre una alfombra yace el libro que traía en el bus. Está cerrado y con la contraportada hacia arriba, lo cual me hace sentir que la historia está terminada.

Thursday, 30 August 2012

A.-

Ayúdame a arrepentirme alejándome.
Animal acurrucado.
Alimentando antiguas almas adoloridas.
Acostado atiendo ásperas alucinaciones, acordando apenas, ágiles ánimas.

Actuar, animarse, arreglar, atestiguar.

Adelantarse al atacar.
Agonizar.
Arremeter.

Acudir, afinar, apoyar.

Adivinar.

Atormentado agosto acaba.


Arriesgarse... Amar.






Wednesday, 22 August 2012

A drink?

I can hope we'll be together, with a better roof over our heads.



Por los viejos y mejores momentos.

Monday, 20 August 2012

You wish.

Comfort driving, over burdened 
She’s still striving to hold together
(Old heaven under) pressures 
Come pull to the womb 
Foot to the floor 
In all of my memories you were always running away 

so cold and proud 

so unashamed 
you were always running away 
Just inches from drip freezing 
Don’t you worry 
I don’t have it in me 
To ever leave you 

Save this, and swallow it down whole 

Stop this headache, mumble in a chalk line 
You're always saying "Save me, I'm a danger to myself" 
And who's driving? 
And all through this you deserve better 
Drinking, becoming someone else 
Someone who's soul will come to naught and vanish 
Though I'm trying, 

I can't save you, you're a danger to yourself 

Like you care 

You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
We’ve got no mind to alter 

Get up 

Just get up 
I’ll make it work 

Like you care 

You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
(I’ve got) no mind to alter 

We’ll search the sky for answers 


Wednesday, 15 August 2012

Algún día.

Algún día.
Te encontraré.
Leyendo esa historia.
Nuestra historia.

Me verás, te veré.
No diremos nada.
Sólo sonreiremos.
Y caminaremos en nuestras respectivas direcciones.

Sin importar nada más...

Monday, 13 August 2012

Hábil.

Te haz convertido en el mejor de mis sueños.
La mejor de las compañías.
La fugaz verdad del presente que pasa de largo ante el pasado que miente.
La vida indómita de la juventud rebelde.
La armonía disonante de un acorde entre contrabajos y violines.

El pulso de los párpados, el llanto del respiro, la voz de la mente y el corazón de la realidad.

Eres la más hermosa costura que el hilo y la lana pueden tejer.
La más pálida pluma de un ave rapaz.
La más veloz estocada, la más penetrante mirada, la más sonora risa.

Te haz convertido en la más hábil para ocupar el espacio.
La voz más extinta y la cara menos visible, pero las más imaginadas por mi mente.

Las manos menos tocadas y las caricias más permanentes.
Te haz convertido, quizás, en un fantasma.

Hábil, para atravesar murallas.
Hábil, para detener el curso de la caminata.
Hábil, para apagar un cigarro a medias.
Hábil, para incrustarte en todas partes.
Hábil, para vagar de noche.
Hábil... para quererte de día.

Sunday, 12 August 2012

I had a dream...


I had a dream
I had a dream
That I was your neighbor
About to give birth
And then everything
Was really hurt
And I was so lonely
I didn't see It's like
Living in a movie
Twisting the plot
My friends and family
The little things I've got, I've got

When my thoughts drift to you

I love the morning
I like to listen
To 4am birdies
Begging to feed

Now there's something here before me
A figure, I think
Isn't there a warning
Or something to drink
My god, my god

When my thoughts drift to you

These mended bones
The storms approach
Ever so slowly
Out on the sea
There's an animal below me
Lack of control
Others came before me
Others to come, to come

When my thoughts drift to you

Monday, 6 August 2012

Recuérdame

Joel: I had a really nice time last night. 
Clementine: Nice? 
Joel: I had the best fucking night of my entire fucking life, last night! 
Clementine: Thaaaat's better! 

Eres mi mejor recuerdo, hoy.

Ghostbone.

Un amigo de la vida, un Ashes of Champions (El clan de amigos), gamer también, músico, comenzó a escribir su blog hace unas semanas.
Por si le gusta leer acerca de sus actos, juegos y vida cotidiana, sírvase:

http://ghostboneslife.blogspot.com/

Sergio se llama, por si.

Thursday, 2 August 2012

Escalar.

Pensar que nadie, nunca, jamás, espera llegar a este punto después de que mínimo se concreten ciertas cosas, como objetivos de la vida, pasar por un momento crucial, sobrevivir a algo, reconocer los errores y seguir adelante.

Ese punto donde te sientes en la cima de todo, conforme con lo que has hecho, logrado y construido, pero pisar en falso te llevará al vacío nuevamente y debes equilibrarte mientras el frío de la altura, la nieve y el viento juegan contigo durante todo el invierno.

Te acostumbras a ese frío, a la niebla que te hace ver borroso, a la nieve que pesa sobre los hombros cuando se acumula y al viento que parte la cara por las mañanas y logras salir. Pero miras la cúspide nuevamente y te das cuenta que has olvidado los zapatos. El caminar se hace difícil, ya no puedes volver arriba porque divisaste una montaña más grande que escalar y el bajar te rompe las plantas de los pies sin remordimiento ante la aspereza de las rocas y el barro acumulado en el trayecto.

Aún así, llegas abajo, respiras, descansas, te preparas, compras nuevos zapatos y partes hacia arriba de nuevo. Buscando mejores senderos, mejores sombras para tapar el calor del próximo verano que se acerca, marcando puntos que recordarás para volver por los mismos. Intentando no tropezar, corres para avanzar más rápido. Intentando no cansarte tanto, descansas cada ciertos tramos. Intentando llegar seguro te cuidas de las orillas y los acantilados.

Algo pasa. Vas a mitad de camino y te sientes inseguro. Miras para arriba y falta mucho. Miras para abajo y has recorrido tanto como lo que te falta, decides acampar y meditar la situación.

En la noche te despierta el ruido de animales fuera de tu carpa. No te asustas, de hecho te alegras por la pseudo compañía que te hacen. Y junto con eso, cae la respuesta del si seguir o no. Todo el camino lo has hecho solo. Necesitas a alguien que comparta contigo el trayecto, que te ayude a seguir adelante. Que te motive a realizar tus sueños y lograr tus metas. Que disfrute esos pequeños triunfos y te sonría cada vez que te ve esforzándote por algo en tu vida.

Decides seguir adelante, pero no sin antes encontrar a ese acompañante. Esperas. Te aguantas el querer seguir y te niegas a devolverte. La dicotomía está presente a toda hora y lo único que sabes que tienes que hacer es esperar.

Esperas, hasta que aparece. La miras. Te mira. Se saludan. Conversan. Y cuando crees que todo va a salir bien, ella toma otro sendero, muy diferente al que tenías previsto. Más difícil. Más largo. Más desafiante.

La sigues. Te caes. Te paras. La sigues de nuevo. Se adelanta. Te vuelves a caer. Te paras y ya no le puedes seguir el paso. Tiene más experiencia que tú. Tiene más convicción que tú. Intentas alcanzarla, seguirle el rastro, pero todo es en vano. Te tomas un descanso y recuerdas su sonrisa. Te paras. Caminas. Al poco tiempo logras la cima nuevamente. La buscas. Gritas su nombre y no hay respuesta.

Y te das cuenta, que lo hiciste por ella. Esta vez no se te quedan los zapatos. Tú los dejas. Bajas. Y te prometes no volver...

Saturday, 28 July 2012

H. el viejo.

Disfrutaba de un buen café mientras pensaba en algo para escribir. La verdad es que nada se acercaba ni tocaba su mente a esa hora tan lejana de la madrugada. Nada excepto sus ganas de encontrarse a sí mismo en inspiración. Miraba constantemente al techo y a la ventana buscando quizás estrellas falsas que lo acompañaran. Un sorbo más y se delató, encontró la verdad en su cabeza: se había enamorado de algo que jamás podría tener. Algo que estaría presente siempre pero nunca tangible. Algo que lo estaría persiguiendo por el resto de su vida y al mismo tiempo, de ningún modo, lo alcanzaría.

Se rió de sí mismo, sonrió un poco sarcástico y se paró de su mesilla. Caminó a la puerta en dirección a su habitación. Suspiró al saber que la inspiración tenía nombre y edad, pero no un cuerpo físico para tocar. Se sintió alienado al sentarse al borde de su cama. Respiró un par de veces y tomó el teléfono. No eran horas de llamar, pero alguien merecía saber la verdad.

Una contestadora atendió al otro lado del auricular. Dejó su mensaje y se echó a dormir.

Pasó bastante tiempo antes que se dieran cuenta que ya no estaba vivo. Años. Lo encontraron ahí deshecho, en sus ropas maltrechas y podridas.

Olvidó despertarse dicen... Olvidó como aferrarse a la realidad, dicen también.

La grabación la encontraron mucho después. La investigación respondió que no había ninguna relación entre él y el número donde quedaron grabadas sus últimas palabras. Pero si de algo servía las presentarían en fiscalía para optar a una investigación más minuciosa, lo cual hicieron.

Es raro hablar de esto hoy. Más de 40 años han pasado y la investigación jamás tuvo un final. O al menos eso creo. Me retiré de ella hace ya bastante tiempo. Disfruto de mi vida en mi casa, con mi esposa. Mis hijos que muchas veces me vieron quedarme noches completas leyendo y analizando papeles, viven afuera y me visitan un par de veces al año.

Es extraño vivir de esta forma sin encontrar solución a algo que te inspira tanto. Escribir estas palabras, por ejemplo.

Ah, olvidaba algo, sus palabras fueron "Lo sé ahora, voy hacia ti, espérame y te encontraré, Min".

Se trastornó con un personaje de sus historias. La imaginaba varias veces, conversaba con ella, y muchos de esos diálogos están repartidos ahora por el país. Muchos coleccionistas quisieron mantener guardados esos textos, tanto en originales como en sus versiones editadas.

Quizás esta declaración sea el fin del caso, dicen que no había sospecha de nadie, nunca hubo químicos ni ningún tipo de enfermedad fulminante. Sólo se durmió y ya. Quizás también esta sea la única forma de como unir la realidad y la ficción. Soñando.

Min, jamás existió. Des la buscó por todos lados y el único lugar donde la encontró fue en sus sueños. El número que marcó, pertenecía a una casa abandonada. La grabación quedó en manos de la policía. Ni yo sé si realmente ese fue el mensaje real, pero en cierta forma, sé que él era. Reconocería su voz en cualquier parte.

Bueno, los dejo con esto, sé que no es la mejor noticia que les he dado. Pero bastante gente me ha preguntado qué fue lo que sucedió con Des.

Lo del bolso y lo que ocurrió con Q. y D. en el hotel, tampoco tienen mucho que ver con esto. Ya estoy viejo y no me quedan muchas historias que contar.

Wednesday, 25 July 2012

You wish.



Comfort driving, over burdened 
She’s still striving to hold together
(Old heaven under) pressures 
Come pull to the womb 
Foot to the floor 
In all of my memories you were always running away 

so cold and proud 
so unashamed 
you were always running away 
Just inches from drip freezing 
Don’t you worry 
I don’t have it in me 
To ever leave you 

Save this, and swallow it down whole 
Stop this headache, mumble in a chalk line 
You're always saying "Save me, I'm a danger to myself" 
And who's driving? 
And all through this you deserve better 
Drinking, becoming someone else 
Someone who's soul will come to naught and vanish 
Though I'm trying, 
I can't save you, you're a danger to yourself 

Like you care 
You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
We’ve got no mind to alter 


Get up 
Just get up 
I’ll make it work 

Like you care 
You just wish for an exit 
Perfectionist, you falter 
(I’ve got) no mind to alter 

We’ll search the sky for answers 

Sunday, 22 July 2012

Vencer.



A veces mi carisma se supera a sí mismo. Otras, solamente sonrío.
gonharry.-

Pd: he estado mejor. gracias.

Monday, 2 July 2012

Creer.

Había dejado de creer en esto hace mucho. Perdí la confianza. El querer a alguien por ser lo que es y no por creer serlo. El coraje. El amor. El cariño... la verdad, creo que lo perdí todo sin exagerar.

Han pasado años, y a mí parecer muchos para llegar a esto. Esto que comienza a nacer dentro de mí de nuevo como una posibilidad, cercana o no, pero posibilidad. De volver a complementarme con alguien a mi lado. De volver a sentir que vale la pena esforzarse en poner la confianza en alguien sin esperar que sea destruida nuevamente. Pero algo frena toda instancia a esa posibilidad.

El rechazo, la negación, el temor, la confianza en sí mismo. El pasado que atormenta no tan sólo a mí persona, sino también de quien creo estar enamorado... todo se ha transformado en una lucha constante por no volver a caer en neutralidades y dejarme llevar más por mi mente que mi corazón, en sentidos figurados, claro está.

Volver a creer en algo es difícil cuando se vuelve en contra tuya con todas esas armas de fuego en parámetros sentimentales.

Algo que evade parte de eso es encontrar un trabajo. Llevo dos semanas en Elun, una pequeña  joven empresa de desarrollo web y aplicaciones móviles que me ha tomado de prueba por un par de meses y ver si quedo contratado.

El tema es volver a casa y tomar las cosas como la rutina lo ha evocado después de unos cuantos meses que parecen una eternidad. Necesito hacer un cambio, por más que no quiera, necesito escaparme un rato a pesar de que mi cabeza esté predispuesta a recordarte siempre como te conocí y te conozco.

Siguen avanzando los días, siguen avanzando las horas, siguen avanzando las canciones, las historias, las calles, el mundo... todo sigue avanzando y yo acá, estancado por el amor no correspondido.

No puedo creer tampoco como es que me ha durado tanto después de tantos "no". No me quiero enfermar, no quiero caer en una pesadilla angustiosa llena de lamentos, llena de arrepentimientos, llena de vacíos de no haberme dado cuenta antes y reconocer quizás que esté destinado a cerrar los ojos por más tiempo y seguir siendo paciente, y por más que cueste, dejar de lado todo, incluso lo bonito de al menos compartir conversaciones contigo de forma virtual.

Es terrible pensarlo, saber que ya ocurrió algo parecido una vez y tener que repetirlo para poder sacarme esta angustia de adentro, es algo que me estremece. Me lamento tanto por todo y me siento tan mierda dando pena escribiendo esto. Pero de alguna forma hay que sacarlo afuera.

Mañana a trabajar. Estoy dando lo mejor, o eso creo. Esta semana me esforzaré más. Como siempre lo he hecho en todo ámbito.

Thursday, 21 June 2012

Miércoles de lluvias, jueves de reflexiones.

Ojalá pudieras decirme cómo.

He buscado formas y figuras. Métodos, respuestas, frases, sueños y vidas.Y en todas estás tú.

Me he encontrado a mí mismo en esa búsqueda, y se ha rendido. La batalla se perdió en un universo paralelo. Quizás en un futuro cercano. No sé qué hacer.

La semana ha sido nueva, entrar a trabajar me hace disfrutar más del día que la noche como lo hacía hasta hace unos días. Pero me hace estar más despierto pensándote que dormido soñándote. Quiero irme, me debo un viaje y lo único que quiero por primera vez en la vida es retirarme un poco de esta ciudad.

Es raro, ni yo me lo creo. Pero lo que sí creo, es que aún, no estoy preparado para esto. Estoy acabando conmigo de la peor forma y mi alma sigue creyendo que es la mejor. Mi corazón me juega en contra y la cabeza me hace verte en cada esquina y en cada persona con similares características.

Me estoy enfermando y lo sé. A pesar de eso no estoy triste ni me siento mal. No mal como me he sentido otras veces, pero nada que la música no me pueda sacar.

Solamente te extraño y mucho. Creo que es eso y algo más. Algo más que reconozco empíricamente pero no trascendentalmente. Y es por el simple hecho de que he visto todas las posibilidades en cada espacio de este Valparaíso, que por primera vez, repito, me ha sacado de lugar.

Te quiero y no me aguanto las ganas de poder llegar a ti de una forma en la que nos olvidemos un poco de todo y hablemos mucho de nada. Sentados en el muelle o quizás caminando por algún pasaje escondido lleno de murales. Sobre todo ahora en invierno, donde cada día que pasa se transforman en las razones necesarias para abrigarse, disfrutar la lluvia y el mar que nos acompaña...

Saturday, 9 June 2012

Dedicado.

Así los veo siempre. En mis sueños, a mis hijos, personajes, de la hstoria que he narrado y escrito bajo mis parámetros. Así, tal cual, y ahora, ahora que terminé todo, los encuentro en todas partes.
Esta va dedicada a uds dos, almas en mi cabeza: Min y Des.


Wednesday, 23 May 2012

Querido yo del pasado.

Llevas días sin llamar a tu padre. Él no tuvo la culpa, sólo fueron malos entendidos que exageraron la situación y no dejaron vuelta atrás. Di las cosas cuando las sientas. Eres honesto, no dejes de serlo, a veces la verdad te traerá problemas pero los sabrás sacar adelante. Sé bueno con tu hermana, no la trates mal, ya que la echarás de menos, disfrútala en tu tiempo, porque yo ahora no lo tengo. Estudia un poco más, sé más responsable con eso, eres inteligente, pero no te creas el cuento. Sé modesto, respetuoso y no dejes pasar oportunidades por no pasar vergüenzas o por dudas estúpidas que te harán arrepentirte por el resto de tu vida como lo hago ahora. Eres alegre, aprovecha eso también. Comparte tu alegría con los demás, da las gracias por ser el que eres en tu tiempo. Cuídate y aliméntate. Tienes unos pulmones que te fallarán en algún momento, nada muy grave, pero sí preocupante. Acepta a quienes te criaron como tu familia, aunque no lo sean. Agradéceles lo que hicieron sin esperar recompenza por ello.
Toma la guitarra y aprende a tocarla, canta con tus amigos y lleva la música siempre contigo. Me lo agradecerás en el futuro. Cuídate la vista y escribe desde el primer momento que te nazca hacerlo. Te darás cuenta que jamás podrás dejar de hacerlo. Di te quiero a tu madre, gracias a tu padre y perdónalos por haberse separado, no fue culpa tuya tampoco. Da las gracias cada día por estar vivo y mira a los ojos al conversar con alguien. Haz cosas con ganas y jamás te reproches de nunca haberlo intentado. Si sigues así, creo que serás mejor de lo que eres hoy en este momento.

Tuesday, 22 May 2012

Otra Min


Creo que últimamente muchas imágenes reflejan lo que he imaginado de Min.


I'd like to hold you close
Make you feel safe
Not so afraid of yourself
If we have to part, so it shall be
I'd like to help you suffer less
Not be so locked up in your thoughts
Afraid of love and all under the sun

I'll hide out in your space
Emptiness on my face
I'll be keeping you safe
When you're cold and alone
Til you come out and play

I'd like to know you more,
Tell you you're fine
Even though you're not
When you worry so much
It makes me want to cry
Fragile like the leaves come fall
Red yellow gold, I love them all
I guess it's just the way we love

I'll hide out in your space
Emptiness on my face
I'll be keeping you safe
When you're cold and alone
Til you come out and play

Here I am I don't wanna come out
Null to the bone I don't wanna come out
Here I am I don't wanna come out
Null to the bone I don't wanna come out
I've been dead and I wanna come out
Call my name cause I wanna come out
Here I am and I wanna come out
Null to the bone I don't wanna come out
I've been dead and I wanna come out
Call my name cause I wanna come out

I'll hide out in your space
Emptiness on my face
I'll be keeping you safe
When you're cold and alone
Til you come out and play

Here I am I don't wanna come out
Null to the bone I don't wanna come out
I've been dead and I wanna come out
Call my name cause I wanna come out

I'll hide out in your space
Emptiness on my face
I'll be keeping you safe
When you're cold and alone
Til you come out and play


Para ti.

Saturday, 19 May 2012

Puertas

Con el tiempo, cambiaré. Sé que lo haré. No como quiero cambiar, no con los cambios que deseo. No con las cosas que poseo.

Cambiaré.

Tengo que presenciar, compartir, vivenciar ese cambio. Existir en él. Hacerlo mío y poder avanzar.
Las lágrimas se volverán sonrisas, las lejanías se volverán abrazos, las dudas se volverán verdades. Los esfuerzos se volverán recompenzas, los caminos se volverán experiencias y las experiencias se volverán recuerdos.

Recuerdos que me gustaría compartir tanto como el proceso de cambio.

El gran problema es que no quiero cambiar. No me nace cambiar. No me "tinca" cambiar.
No me place ser el objeto de análisis de un periodo de tiempo en comparación con el ahora y el después.
No quierodejar de ser éste. Dejar de ver con estos ojos, de pensar con esta mente y sentir con este cuerpo.

Pero sé que el proceso de cambio, ganará. Ganará tan seguramente como el último de mis días gane la muerte. Ganará con tal facilidadc como quien se enfrenta por segunda vez a un oponente del cual ya conoce el punto débil desde la vez anterior. Duro, severo, fulminante y al primer golpe.

Mientras eso ocurre, caeré en algún momento. Dormiré un poco y al despertar... sólo espero verte cerca.


In time I will change.
I'm waiting around the door,
trapped in a replay of yesterday.
You, you aren't around at all.
Feels like it's sending me out of my mind.
I'm waiting around the door,
waiting for something more,
trapped in replay of yesterday.
You, you aren't around at all.
Shot down, no warning.
Stuttering, get it out, try to say something.
Sending me out of my mind.
Stuttering, get it out, try to say something.
Sending me out of my mind.
Shot down, no warning. Over again and again,
it's just sending me out of my mind.
In time I will change.

Monday, 14 May 2012

Mayo.

¿Es siempre tan difícil comenzar a escribir algo, cuando te quedas con palabras atravezadas en la garganta al hablar o en las manos al escribir sin poder sacarlas o simplemente dejarlas ir?

Han sido noches bastante pesadas estos últimos meses. Noches en las que faltaba algo, ni el cigarro, ni el chocolate, ni el mate de la tarde pudo complementar esa falta.

Mayo ha sido considerado conmigo. Creo que es porque le debo la vida a este mes. Justamente en estas fechas.

Anoche, intentando quedarme dormido, recordaba las palabras de Maik, con respecto a mi vida amorosa... "Qué onda tu karma, Gon". Me río un poco pensando en ello. He sido bueno con la gente, he tratado de no esconder mucho, de decir las cosas a su tiempo (aunque a veces éste es el mayor fallo), de no mentir, de tratar de mirar a la gente a los ojos cuando hablo, de apretar bien la mano al saludar, de recordar lo bueno que ha sido estar acá y de lo bien que me siento rodeado de la gente que conozco...

La verdad es que poco sé de mi karma. En este sentido, claro está.

Hay cosas que simplemente hay que dejarlas ser, dejarse llevar por ellas, vivirlas y cotejarlas una vez que hayamos tratado con éstas. Como aquella letanía contra el miedo de la saga de Dune que dice

“Nada debo temer. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mi y a través de mi. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada. Sólo estaré yo.”

Es bastante común dejarse estar y cuestionarse todo amarrándolo a uno, y estancándolo en cosas que solo colapsan la mente y frenan el espíritu. Hoy mi freno es el enamoramiento.

Creo que lo he vivido, creo que me ha envuelto, creo que lo he entendido, creo que he visto el camino que ha dejado. Pero en el camino hay alguien que le sigue los pasos. Y ella ha quedado en mí, estancada, anidada, viviendo y alimentándose de mi cariño de una forma en la que jamás pude compartir con alguien aunque no se note o no pueda decírselo...

Ha sido muy difícil lidiar con esto, que después de años, vuelve a quitarme el sueño por las noches.

Thursday, 3 May 2012

Viajes.



A snowflake falls in may... I feel that this is just goodbye for now.

Cata & Manu, les tiene que ir la raja wn, no vuelvan porque sienten que tiene que volver por una deuda, vuelvan porque de verdad hicieron lo que tenían que hacer y nos vienen a mostrar el mundo como uds quisieron crearlo para uds.

Monday, 30 April 2012

Private Parts - Sarah Kay

The first love of my life never saw me naked - there was always a parent coming home in half an hour - always a little brother in the next room.
Always too much body and not enough time for me to show it.

Instead, I gave him my shoulder, my elbow, the bend of my knee - I lent him my corners, my edges, the parts of me I could afford to offer - the parts I had long since given up trying to hide.
He never asked for more.

He gave me back his eyelashes, the back of his neck, his palms - we held each piece we were given like it was a nectarine that could bruise if we weren’t careful.

We collected them like we were trying to build an orchid.

And the spaces that he never saw, the ones my parents half labeled “private parts” when I was still small enough to fit all of myself and my worries inside a bathtub - I made up for that by handing over all the private parts of me.

There was no secret I didn’t tell him, there was no moment I didn’t share - and we didn’t grow up, we grew in, like ivy wrapping, moulding each other into perfect yings and yangs.

We kissed with mouths open, breathing his exhale into my inhale - we could have survived underwater or outer space.

Breathing only of the breathe we traded, we spelled love, g-i-v-e, I never wanted to hide my body from him - if I could have I would have given it all away with the rest of me - I did not know it was possible.

To save some thing for myself.

Some nights I wake up knowing he is anxious, he is across the world in another woman’s arms - the years have spread us like dandelion seeds - sanding down the edges of our jigsaw parts that used to only fit each other.

He drinks from the pitcher on the night stand, checks the digital clock, it is 5am - he tosses in sheets and tries to settle, I wait for him to sleep.

Before tucking myself into elbows and knees reach for things I have long since given up.

Saturday, 28 April 2012

Distracciones: Final.

Min venía cercana ya. El bus había tenido un retraso no mayor y eso le parecía realmente insignificante después de un año. Escuchaba a Cash sentada a la ventana del lado izquierdo casi a mitad del transporte. Asiento 21 pidió y notó que estaba ocupado, entonces marcó el 11, al otro lado. Viajó sin acompañante de pasillo.

Algo raro le parecía para un viaje de más de 7 horas después del vuelo que doblaba en cantidad de tiempo. Suspiraba de vez en cuando, mirando los árboles a los extremos de la carretera, los vehículos pasando a gran velocidad por la pista contraria y los letreros que cada vez se hacían de nombres más conocidos y no tan difíciles de pronunciar. Se sentía sin nervios ya. Pero la angustia de lo inesperado le hacía sacar esos respiros profundos.

Pensaba en Victor, en Ester y obviamente en Des. Se acordó de la cara de su madre dejándole bien claro que las cosas buenas hay que aprovecharlas y que ésta era la oportunidad para darse cuenta en vivencias de ello. Que estaba grande, que la perdonara por no haber estado con ella, pero que los errores también son parte de la vida y que uno siempre espera aprender de eso. Recuerda haberle dado la mano y abrazarla con la otra mientras le besaba la cara al despedirse.

- Eres mi hija - dijo Nora cuando recibía el beso - y eso, a pesar de lo que he hecho, no lo cambio por nada.
- Eres mi madre - contestó Min - y de ahora en adelante, serás conocida por serlo - le sonrió mirándola a los ojos y soltó una lágrima que Nora secó al instante.
- No llores, estaremos en contacto, sé que más yo que tú, volveremos a visitarnos.
- No lo dudo - se rió reconociendo el cumplido - Nos vemos, mamá.
- Nos vemos, hija mía.

Una mano la despertó y le dijo que estaban entrando al terminal. El acomodador le sonrió y le pasó la única mochila que traía en el maletero de techo que tenía el bus. Min dio las gracias y se reincorporó mirando por la ventana.

Des estaba en cunclillas mirando al suelo con sus anteojos de receta. Pocas veces los utilizaba y bueno, la situación de reconocer a Min a lo lejos en el terminal lo hizo colocárselos "por si acaso". Al lado de él, Uno escuchaba su música muy fuerte y metido en ella. Ester afirmada a la guitarra de Des, tambaleaba el cuello al mismo tiempo que movía la guitarra en su eje. Cada uno en su mundo, esperando, después de un año, a la mujer que se les fue de las manos. Tres amigos cerrando una etapa, un periodo en común, una espera larga, para volver a encontrarse como siempre quisieron ser, una familia.

- Parece que allá... No - Des se paró y como que tendió a caminar un paso y volvió a la posición en que estaba - Puta que se demora el bus en llegar, quiero ir al baño.
- Ahaha, típica - se reía Ester mirándolo hacia abajo sabiendo que siempre en situaciones de espera, Des era el primero en desesperarse - Des, "elquenomeaguanto".

Uno por el volumen sólo atinó a bajarle un poco a la música y levantar una ceja como era de costumbre también cuando quedaba descolocado en alguna conversación o situación y exigía una explicación de manera silenciosa.

- El Des quiere ir al baño - seguía riéndose Ester mientras gesticulaba caras de "no me aguanto"
- Pero que vaya, en todo este rato no creo que llegue, si nosotros llegamos como una hora antes - Uno movía sus manos en signo de "levántate y anda" - Anda, pavo, te vas a reventar acá esperándola.
- Dale - Des se levantó y partió corriendo mirando hacia atrás.

En el mismo momento en que Des cerraba la puerta del baño, la puerta del bus donde Min venía se abría para hacer rutina de pasajeros descendiendo del vehículo. Uno miró de reojo y apuntó con el mentón a la dirección del estacionamiento. Ester miró y esperaba ver a su amiga bajar en cualquier momento, sin darse cuenta que Uno ya se había adelantado.

- ¡Des! - gritó Ester al verlo salir del baño - Llegó, Des, toma la guitarra.

Des a lo lejos vio a Uno con Min en los brazos, era el abrazo esperado. El mismísimo abrazo que había imaginado que se darían cuando se volvieran a ver. El mismo abrazo que hacía llorar en ese mismo instante a Ester mientras caminaban en dirección a ellos.

- And when i see you... - Des hizo sonar el primer acorde de la guitarra y siguió - I really see you upside down, but my brain knows better it picks you up and turns you around, turns you around, turns you around...

Estaba llorando pero seguía cantando, y mientras lo hacía, Min se bajaba del amarre al cuello que le tenía a Victor, se acercó despacio a Ester, la abrazó con fuerza y Des notó que se pedían perdón mutuamente.

Al separarse ambas, con mejillas mojadas, cantaron la línea del coro del tema que Des interpretaba


- All the girls in every girlie magazine, can't make me feel any less alone...

Des no aguantaba más y lo que fue el final del tema, fue una caída de guitarra de las manos y el beso más esperado en el planeta que llamamos Tierra. Uno se acercó a Ester y le pasó el brazo derecho sobre el hombro, la atrajo hacia él y murmuró algo en su oído.

- Ha llegado a casa, nuestra hija - sonriendo le besó la sien y luego la boca.
- Gracias - contestó Ester entre sollozos.

Al safarse el uno del otro, Des y Min se miraron a los ojos, ya no había nada más.

- Given you a reason to stay... given you a reason to stay... - terminó Des cantando entrecortado, abrazándola como nunca antes.
- This is fact not fiction, for the first time in years... - concluyó ella con la última frase de la canción.

Min estaba hermosa como siempre, incluso con un poco de su maquillaje corrido por el llanto merecido. Maquillaje que había vuelto a usar después de todo.


Ester y Victor cercanos caminando atrás de ellos. Siguiéndolos para lo que sería el fin del día, y el comienzo de la realidad de volver a tener a Min cerca. De volver a disfrutar como nunca se debió interrumpir. De compartir las tardes de películas, de comer juntos ensalada, de tomar helados en la plaza.

Des estaba tranquilo, de la mano con ella, caminando a casa, aún recordando buenas cosas que no puso en la última carta, aún recordando cada uno de los temas que lo acompañó durante el año, recordando que Min era el amor que jamás pensó tener y que ahora, jamás piensa dejar. Con la mano izquierda rodeando la cintura de ella intentó no moverse mucho y sacó lo que confirmaría todo lo que había pensado hasta ese minuto. Nada podía salir mal. Nada ya podía negarle ser feliz. Nada existía ya que pudiera impedir a Des lograr el mismo fin que Min pensaba ahora que había vuelto.

Sí, ella también lo tenía en mente. Joven aún, pero sin desear nada más. Cerró los ojos cuando Des dijo su nombre antes de repetirlo. Los cerró tan fuerte que vio luces revoloteando en sus párpados. Los pelos erizados y los dientes mordiéndose los labios por dentro.

- Min - Des se detuvo un momento antes de seguir  - Min, ¿te quieres casar conmigo?


Monday, 23 April 2012

Cartas de Des a Min: Carta Sexta post Separación.

Estaba acordándome de las cosas que alcanzamos a hacer y que nos gustaron bastante antes que te fueras. No sé porqué no me afirmé de esto antes, creo que se me hubiese hecho menos tediosa y difícil la espera. Recordé la primera vez que fuimos a comer a casa de Uno y Ester, y luego de eso nos pusimos a ver películas con los chicos. Recordé la vez que me encontraste conversando con el otro tipo que encontraste interesante en la hielatería ese día de calor grandísimo que hubo hace ya casi un año y medio.
Recordé la vez que salimos a bailar y después de rechazarme toda la noche, te sentaste al lado mío y nos pusimos a conversar en medio de toda la fiesta que tenía la gente, sin importarnos nada nos fuimos y tuviste que devolverte a buscar tu chaqueta que se te había quedado en la silla, esa chaqueta que noté y me llamó la atención por tener el detalle del parche de NIN. Recordé la primera vez que me diste un beso y que abrí los ojos y te empezaste a reír que tuviste que quitar tus labios de los míos porque te dio "vergüenza" según tú al ver que también me mirabas. Ahora justamente me estoy riendo solo.
Recuerdo especialmente el día del accidente en el edificio, el incendio al cual llegaron tú y los chicos a ver qué pasaba. Creo que ese día me convencí de que eras tú la mujer especial que quería tener a mi lado. Fue una rara sensación cuando te acercaste sin decir nada y me tomaste de las manos y ahí recién preguntarme cómo estaba. Creo que si de verdad me hubiese pasado algo esa tarde, no lo habría sentido tan mal después de verte como te vi llegar.
Recuerdo la primera vez que te vi mal, estabas muerta de borracha y no te importaba nada, creo que dentro de tu estado tampoco te importó que te fuera a dejar a tu casa y hacerme pasar... Fue la noche en que dormí en el sofá y despertaste un poco asustada pensando qué había pasado y cómo habías llegado ahí, tomamos desayuno juntos y bueno, después pasó lo que tenía que haber pasado hace mucho tiempo antes. Declaramos ese día el primero de todo, aunque ya habíamos terminado en otros rollos antes de esa vez. Recuerdo el primer libro que me regalaste y sin saberlo también te llevaba yo uno, fue algo raro, como si supiéramos que ese era el regalo perfecto para ambos y bueno, la segunda vez nos pasó lo mismo pero con un disco, nos reímos como enfermos en medio de la calle cuando nos encontramos y sacamos los paquetes casi al mismo tiempo.
Recuerdo dormir contigo una noche en que te enfermaste y me preocupé demasiado, me retaste diciéndome que no era lo peor del mundo y que no necesitabas de nadie sobreprotegiéndote. Me molesté un poco y me fui a dormir al sofá, estaba tan cansado que, aunque no lo creas, no noté cuando te fuiste a dormir junto a mí y desperté contigo al lado. Recuerdo ese día que te invité a comer, me habías dicho que no te gustaban esas cosas, pero lo pasamos bien, me dijiste que me amabas esa tarde, yo te contesté lo mismo rascándome el brazo derecho un tanto nervioso, me sentí tan niño chico, nos tomamos de la mano y partimos a tu casa, y en la noche, recibiste la llamada de tu madre. Recuerdo la tarde del día antes de que te fueras, Victor fuera de sí sacándote de su casa sin dejarte hablar y tú acatando porque lo respetas y sabías que en parte era tú culpa. Sabía que no querías compañía esa noche, así que me quedé con ellos y cuando salí a la mañana siguiente ya no estabas en tu casa. habías dejado la puerta abierta y te habías llevado mis lentes de sol y la chaqueta.
Todas estas cosas son parte de mí ahora que espero tu retorno. Estoy sentado en la orilla de tu cama y creo que en un mes más será un bonito día para que vuelvas. Uno y Ester irán conmigo a esperarte. Por respeto, creo que deberías saludar a Uno primero. Ellos te han acompañado más que yo dentro de esta relación. Sólo espero que a la vuelta, tus pensamientos y sentimientos no hayan cambiado, porque yo los he mantenido intactos, Min.
 Te amo y te espero con el tema que te dije, llevo la guitarra conmigo para todas partes.
PD: Sólo diré NANTES.

Wednesday, 18 April 2012

Cartas de Des a Min: Carta Quinta post Separación.

Las cosas van mejor. Hablé nuevamente con Uno y bueno, ya se siente bien. Creo que se ha "curado". Ester sonríe mas seguido últimamente. Creo que se nota que falta poco para que vuelvas. Si no mal recuerdo y/o calculo, queda menos de un mes y medio. Probablemente esta sea la penúltima carta antes de tu retorno. Y la escribo con unas ganas inmensas de poder ya tenerte aquí y abrazarte y dejar de escribir para poder besarte.

Estoy más ansioso, se nota. También estoy más feliz. Porque me doy cuenta que el amor sí puede lograr grandes cosas como ésta. Esta etapa que ambos hemos vivido y compartido en mundos diferentes y muy distantes. Aguantando el tiempo, el extrañarse, el compartir tanto y el hablar como lo hacíamos a menudo. He vuelto a tu casa a ordenar ciertas cosas y limpiar un poco después de 1 mes que no lo hacía. Sigo encontrando cosas que me sorprenden un poco de ti.

Encontré un cuaderno con dibujos y fotografías pegadas en algunas hojas. Muchos de ellos bastante buenos, si me perdonas porque lo miré completo, y bueno, fotos tuyas y de paisajes que me parece pertenecen a los cerros de por acá cerca. No los conozco mucho así que no puedo reconocer bien de dónde son la verdad. Espero que cuando vuelvas podamos ir a esos lados, porque me gustaron mucho.

Encontré el disco que me dijiste. El de Death Cab. Te saqué un tema de él para tocarlo cuando vuelvas.

Ahora disfrútalo del original. Te amo, Min, no lo olvides. Espero que la próxima carta que reciba sea con las noticias que espero y la fecha de tu retorno. Un beso gigantesco.

Acá está el tema.

Monday, 16 April 2012

Too late?



If I could separate me from myself, I'd stay away from me.
If you decide I'm wrong, and you can wait that long, maybe it's not too late.

I will not loose you to the melting sky
Or to the mad parade
To the bloody jaws or the fire fall
Don't be afraid.

You need never know, a cold heart, heart of stone
Or lonely memory, you will never be alone

If I could separate me from myself, I'd stay away from me.
If you decide I'm wrong, and you can wait that long, maybe it's not too late.

I will not loose you to a world that doesn't care
To the monsters that would have you.
Never surrender you, I always will be there
I will be there to wrap myself around you
I will not loose you to the dark or to the nights
To the terrible machine
Never let you loose your light

If I could separate me from myself, I'd stay away from me.
But if you decide I'm wrong, and you can wait that long, don't fall away from me.

Don't pull away...

If I could separate me from myself, I'd stay away from me.
But if you think I belong, stay and keep me strong, maybe it's not too late.

Saturday, 14 April 2012

La espera.

Muchas veces me he encontrado en situaciones parecidas, pero enfrentándolas de diferente modo, esta no es la excepción. Pero por una extraña razón, o más bien no extraña sino que diferente razón a todas esas anteriores, se hace más difícil que cualquiera. Esperar ha sido la única cosa que no había hecho en todas esas anteriores facetas. Sentarme y pensar, re pensar y volver a analizar cada punto de lo hecho y porqué ha fallado. Porqué he fallado. Porqué me han fallado. Son preguntas que creo jamás llegarán porque nunca las he tomado realmente en cuenta a la hora de cumplir esa espera.

Tomar el té por la tarde, fumar cigarrillos a destiempo, jugar un poco, compartir con los amigos y la familia, despejarme al salir a caminar o escribir como siempre lo hago se me está volviendo una rutina sin contar las infinitas veces que he escuchado música que es impensable no hilarla a algo que evoque esa sensación fugaz que al parpadear me hace ver tu cara, sentirte cerca, pero a la vez lejos, que me hace querer gritar tu nombre y aguantarme las ganas de guardarlo hasta generarme un nudo en la garganta.

Nunca creí llegar a este punto. Creo que jamás, después de toda la situación que se ha creado, jamás pensé que llegaría a este nivel de echarte de menos. De extrañarte al punto de que duele saber que hice un compromiso que me ha costado tanto llevarlo a cabo, tanto que no puedo explicarlo. Y ahí estoy, intentando estar bien como siempre. Salirme de la realidad y tratar de no conectar nada dentro de mi mente, pero estoy frágil, frágil en todo sentido.

Escribiendo trato de sacar afuera todo esto que me sucede a través del tiempo en conjunto con lo que voy sintiendo. Sé que es difícil lidiar con algo así, eso es lo raro, he pasado por esto, pero no pillo el mecanismo que me está bloquando el avance de los engranes necesarios para seguir adelante sin tener que pensarte como te pienso, verte como te veo, sentirte como te siento y sin abrumarme y sentirme mal por querer tenerte a mi lado como ya va de hace tiempo.

Ser paciente no me ha ayudado en nada. Puedo esperar para todo lo demás. Pero con este tema, me liquida, sé que no estoy solo, pero ese amor interior que tengo tiene un blanco marcado y designado. Y por más que trato de enfocarlo en otra o sacarlo de la mira, la bala al parecer, te pertenece. Es triste sentirse así después de años. Años en los que el corazón sana después de defraudarse, el cuerpo se sana de los dolores de la falta del sueño, las lágrimas ya no saben tan amargas como antes, la risa, la risa vuelve a tu cara y la música, bueno, jamás se ha alejado, pero vuelve a tomar sentido el escucharla con el propósito de compartirla con alguien que importa.

Y sigo en pie, sigo esperando, sigo despierto a altas horas, sigo fumando Luckys, sigo escuchando música, sigo escribiendo...

-------

¿Algún día podré volver a abrazarte?
¿Algún día podré despertarme contigo a mis pies y conversar?
¿Algún día terminará la espera?

Si ese día existe, entonces vale la pena seguir con ella.