Friday, 30 September 2011

Montañas

Miro hacia adelante. Miro hacia las montañas. Poderosas, gigantescas, imponentes. Descanso la mirada y me ubico presente en el prado de la memoria. Busco las imágenes perfectas, las imágenes precisas para hacerme sonreír y seguir mi rumbo. El camino es peligroso. Piedras, grietas y barro aturden mi avance, pero no freno mi andar.

-------------------

Traigo conmigo recuerdos. Eventos. Historias. Cuentos. Y ahora, estás en todos ellos.
Me das ánimos, fuerza y cordura. Debo seguir. El tramo es largo aún desde acá. Giro y miro hacia abajo, veo casas, árboles, campos inmensos y nubarrones asechando con una pronta tormenta. Será mejor buscar refugio.

-------------------

Mis heridas están congeladas a este paso. Sanas, pero molestan bajo el frío del próximo invierno. Me gustaría que estuvieras acá, más cerca, como cuando te sueño y escucho tus cálidas palabras y veo tus escondidas sonrisas. Ya falta poco y el aire me falta, pero no hay excusa alguna para no poder llegar a la cima. La veo como veo mis propios dedos y tu nombre es lo que me anima a caminar después de meses de no saber de ti.

-------------------

Al llegar estoy deshecho, moribundo, débil. Me cuesta abrir los ojos bajo la nieve seca. Mi barba pesa. Mis brazos están amoratados y las nubes tapan la luz del sol grandioso y el cielo azul protector. Sigo lúcido pero me cuesta encontrarte en mi mente. Hago mi mejor esfuerzo y lanzo esas palabras al aire. La tormenta se apacigua. Las nubes se comienzan a mover. Haces de luz golpean mi nariz. Caigo al piso y duermo.

-------------------

Han pasado casi 2 años. Mi viaje ha terminado. Mi misión me ha transformado. Vuelvo. Vuelvo a ti. La gente me recibe alegre. Han pasado casi 2 años. Nuestra casa está intacta. La gente grita, clama por el hombre que conoció el miedo y venció. La puerta se abre, un joven me dice PADRE y lloro abrazándolo, después de casi 2 años. Estás cambiada. No tanto como yo, caes al suelo y logro afirmarte con mis restantes fuerzas tras la odisea. Lloras tanto como yo. Estoy a tu lado. Tú estás a mi lado. Vuelvo a sentir calor. Te beso las manos y doy las gracias mirando las montañas. Apunto hacia la más alta y lejana de las que se pueden ver en el atardecer. Te abrazo, fuerte. Estoy en casa. Estoy de vuelta. Estamos juntos. Después de casi 2 años.

-------------------

Me he recuperado lo suficiente y es hora de narrar el viaje. La gente está impaciente
y me atienden como cuando partí. Un café me acompaña sobre una mesita de madera y yo sentado en una silla. El fuego central del pueblo ilumina las caras y calienta a los niños y animales que se reúnen cerca. Estoy feliz. Estás ahí. Y la primer palabra que digo es tu nombre. La gente se calla. Repito tu nombre. Miro hacia las montañas y te nombro una vez más. El viaje y esta historia te pertenecen, digo. Nunca conocí a alguien como tú y esa montaña, esa gran, poderosa e imponente montaña, ha sido mi mejor viaje. Un viaje que después de 2 años tiene sus frutos en base al sacrificio. Un sacrificio que todos deberíamos hacer, si de verdad creemos en el amor. Así comienza esta historia...


dedicado a quienes aún creen.

Thursday, 29 September 2011

Tiare

Despertó con dolor de cuello. La verdad no descansó mucho en la casa de su amigo con quien había pasado la noche anterior en un bar. Miró el reloj y notó que era hora de volver a casa. Se despidió y salió a la calle en espera del bus que lo conduciría a su hogar. El día estaba nublado y helado. No obstante, había mucha gente en la calle. Debía ser por fin de mes y los pagos, se dijo internamente. Se ubicó en un asiento trasero junto a una chica que jamás había visto en el recorrido a pesar de llevar haciéndolo 5 años ya. Ella llevaba una mochila cargada y la movió un poco sobre sus piernas para que él se sentara. Le preguntó si no le molestaba donde la había dejado y él contestó que estaba todo bien. La miró a la cara y notó la blancura de su piel, carismática y de pelo castaño claro. Era hermosa la verdad. Llevaba algo que parecía ser el uniforme deportivo de un colegio cercano, pero no reconoció cuál. Se sintió nervioso ante la cercanía que tenía junto a ella y ella se dio cuenta de esto. ¿Estás seguro?, le preguntó nuevamente la chica a lo que él respondió sí, solamente era algo raro que encontraba en ella. ¿Qué es?, si se puede saber atinó a decir la joven. Nunca te había visto y la verdad, eres bien bonita, lanzó su disparo el chico mientras la micro avanzaba. Jajaja, se rió ella algo alagada, gracias, dijo después de sonreír con los ojos llenos de goce. Faltaba suficiente recorrido para llegar a casa y ella parecía que también iba lejos. Había tiempo de sobra para entablar una conversación y rescatar algo más que su nombre, se dijo a sí mismo. ¿Cómo te llamas? preguntó sin bacilar. Tiare, contestó con una voz suave y un tanto coqueta. Había algo entre ellos y no era sólo la química. Siguieron el recorrido compartiendo opiniones acerca de libros y cosas que llevaron a dar cuenta de que ella era muy culta y la apariencia no lo representaba, cada tema era más interesante. Finalmente ella le pidió permiso y se bajó un par de cuadras antes que él. No le dio un beso pero sí un boleto con algo anotado. Al llegar a casa revisó el boleto y salía una dirección que él conocía, cercana a casa. Pasaron días y trató de volver a interceptarla en la micro con resultados fallidos. Pero un día se armó de valor y fue directamente a la dirección. Caminó el par de cuadras y llegó a una puerta de madera, sin timbre ni golpeador. De color celeste antigua pero no por ello mal cuidada. Tocó 3 veces con los nudillos a contra cara y esperó. Una mujer mayor salió a recibirlo y preguntó qué se le servía. Atinó solamente a decir Tiare con su voz sin anunciar las buenas tardes. La mujer lo miró extrañamente y replicó ¿Es acaso una broma esto?. El chico sin comprender extendió el boleto de la dirección que estaba ahí escrita y coincidían con la puerta de la mujer, el problema era que ninguna Tiare había vivido ahí, mejor dicho, no había alcanzado. El chico tratando de dar explicaciones que parecían burdas a oídos de la mujer intentó hacerla creer de lo que había sucedido hace unos pocos días en el recorrido de la micro. La mujer finalmente cedió a su expectación y asombro coincidente y lo hizo pasar a la casa para que escuchara su versión.

Tiare es el nombre que mi hija iba a tener - dijo la mujer tocándose el vientre con ambas manos - La bebé ni si quiera alcanzó a nacer. 6 meses de acarrear una vida conmigo y no se pudo lograr más que eso. 6 meses, nada más. Lo extraño, joven, es que no eres el primero, ni el segundo, ni el tercero que viene acá a buscar a esa chica. Muchos como tú han traído ese boleto.

La mujer se levantó de la silla para acercarse a un jarrón de greda que estaba cerca de un sofá. Lo levantó y vertió el contenido de ella en la mesa. Para mayor exaltación del muchacho, dentro de la jarra se encontraban más de mil boletos de diferentes líneas de locomoción colectiva, además de boletas de bares, estacionamientos y servilletas de restaurantes. Algo estaba mal y no era su cabeza. Dio las gracias a la mujer por su tiempo y salió de la casa corriendo. Drástico final encontró en los pasajes cuando, dentro de su desesperación y poco congruente suceso, un automóvil lo arrolló para encontrarse con Tiare en el otro extremo de la acera en sus últimos segundos de vida.

Monday, 26 September 2011

Is this a test?

Pasan días, tardes, noches... pensando en que si lo que vivo es una especie de prueba... pasar por las cosas que he pasado, vivir las cosas que he vivido, disfrutar, llorar, reír y amar tantas situaciones, personas y cualidades que hoy me resultan un poco ajenas, pero que sin embargo, han forjado el hombre que hoy soy.

Lejano me vuelvo a encontrar últimamente, necesito de ese cable a tierra que me una con ella y me conecte con lo que siempre he tenido en cuenta: la naturaleza.

Los quehaceres, movilizaciones y desapegos me tienen un tanto colapsado, pero sé que todo saldrá bien, y cuando sea así, me iré a mi retiro momentáneo, las dunas que siempre me han acompañado como mucha gente lo hace actualmente.

Un paso más y seguir adelante...

Monday, 19 September 2011

Seré sincero (con agregados que ameritan la situación)

Puedo ser cualquier cosa, si tú quieres, puedo ser un oso, un gato, un mono, cualquier cosa, como dice la canción de Flaming Lips, pero ahora, en este momento, soy un hombre, un hombre tras de algo, un hombre que no miente, pero si esconde cosas, un hombre que puede ser diferente a todos los demás, un hombre que podría hacer miles de cosas para hacer sentir bien a alguien, un hombre al fin y al cabo, como esos que solamente salen en las películas porque ya nadie cree que existimos y podría decir que sí, quedan pocos, pero aún quedan y acá estoy. Puedo hacer regalos de papel, gastar un poco de dinero en un helado, un jugo o unos aros. Quizás también en algún juego o un té de esos que te gustan. Puedo reirme de tus chistes fomes (porque aún así me dan gracia), puedo mirarte directamente sin decir una palabra si no quieres, puedo serte fiel y honesto, puedo entregar más de lo que recibo o viceversa, puedo acompañarte a comprar ropa, aunque no lo creas, puedo incluso esperarte por media hora (parado o sentado) en algún punto de encuentro, puedo saludarte para tu cumpleaños, para tu santo quizás (aunque odies esas cosas). Rascarte la espalda en ese punto ciego que no llegas, disfrutar de una tarde caminando, invitarte a un partido si quieres, alimentar a las palomas de la pza victoria o sentarnos a conversar en otra plaza, escuchar música a alto volumen, salir a bailar un poco, acompañarte a casa de vuelta si se hizo tarde y un sin fin de cosas más. Puedo hacer muchas cosas, presentarte a mis amigos, carretear en algún bar, llenarnos con gomitas Fruggelé o alguna otra golosina, puedo pasarte a buscar después de clases si mi horario se acopla a la circunstancia o a tu trabajo, puedo viajar si estás lejos, puedo decirte cuánto te quiero al oido, puedo abrazarte cuando lo necesites o simplemente abrazarte, puedo amarte finalmente. Pero para lograr hacer todo esto necesito una respuesta de alguien que quiera recibirme. Alguien dispuesto a creer en mí, tanto como yo creo en ti. Alguien paciente y cercano a la vez. Alguien que no dude de sí misma. Una persona real, que no se haga pasar por otra intentando llegar a mí. Alguien dispuesto a hacer sacrificios algunas veces. Llamar a altas horas de la noche sabiendo que estás despierto solamente para decirte que te vayas a acostar, que te quiere tanto como uno la quiere, que disfruta tus silencios y sonríe cada vez que la miras a los ojos. Una persona que a pesar de todo, también es sincera consigo misma. Que se respete y respete a los demás. Que finalmente pueda declarar o hacer público su afecto hacia alguien que podría llegar a amarla como yo la amo a ella.

Tuesday, 13 September 2011

Crack in the skye...





Blessed visionary cut me with your sun
The rivers ran in blood
Spark fueled to fire

Deep withing the endless void
Searching for a sign
The vessel forged inside me
Watches over like the death
Of the moon
Strike the shepherd
Sheep will scatter
Mountains of despair
I can see the pain
It is written all over your face
The screaming arrows tear through my soul
In the dawn your face is haunting
White ghostly dreams

Weight of worlds is on your shoulders
Hear the voice of gold
I can see the pain
It's written all over your face

Desperate heathens flock to sirens
Guard your heartache well
Momma don't let them take her
Don't let them take her down

Please tell Lucifer he can't have this one
Her spirits too strong
I can see the pain
It's written all over your face
I can see the pain
You can make it all go away

Sunday, 11 September 2011

Hambre & Nefastas Compañías

Hambre


El hambre no pesa tanto
como la pena que deja el no poder tragar el llanto,
sin migas ni aceite que lo carguen hacia abajo.
Se devuelve siempre y vomito por los ojos.
Bulímica tristeza poseo,
fideos de amor y compañía, en dieta reposo y espero.

//////////////////

Nefastas Compañías


Traería noches nefastas si pudiera,
pero traeré las mejores
sólo para hacerte vivir
y recordar que no estás sola
y que sin mí
hasta las nefastas te acompañarán.

-------

Textos escritos bajo una helada noche.

Friday, 9 September 2011

Noche.

Esta noche ha costado mundos y más noches dormir.
Sobretodo mundos.
Difícil se ha tornado que el sueño llegue
pero tranquilamente la cama abraza y vivo.

Monday, 5 September 2011

Posesión

nada es necesario
nada se merece en esta vida
sólo se recibe cuando es el momento
inesperado, como la muerte, pero claro como la primer luz del día.
a veces creo que esa es mi misión de vida
decirle a la gente lo que es
que se sienta bien tal cual es
que no aparenten nada
y que solamente vivan
porque es lo único real que poseemos
la vida
todo lo demás es material
nuestra personalidad está ligada a nuestra vida, y eso no cambia con lo que vistas, escuches o divulgues
está intrínseco en nuestra vida
nada más que eso.

Saturday, 3 September 2011

La Risa

Ha sido un buen sábado a pesar de no haber salido ni compartido mucho con nadie, me he encerrado en mi pieza como es de costumbre a dejar pasar la vida de este día desatendiendo la tristeza de los aconteceres nacionales y me he limitado a leer, escribir, jugar y hablar uno que otro rato con gente. La risa ha salvado el día.

Acompañado siempre de los chicos de Ashes of Champions últimamente la alegría ha abundado, tallas comunes, trolleos varios, y uno que otro videito por el channel de TeamSpeak. Se vienen para el 18 y no sé cómo nos vamos a repartir.

Mañana (hoy) será domingo 4 de Septiembre. Y algo me recuerda a procesos de limpieza espiritual y quizás, sólo quizás, la búsqueda de una nueva compañía personal que resulte el jugármela.

Pronto accederé a contar más de ese tema.